Psicóloga ante crisis por coronavirus: “es crucial no dejarse abatir”

Valeria Jeldres, profesional egresada de la Usach, abordó en un conversatorio online con dirigentes sociales de diversas comunas de la Región Metropolitana el impacto que podrían tener la amenaza del COVID-19 y las medidas de aislamiento social en la población, entregando recomendaciones y consejos al respecto. “Los recursos a los que apele para pasar estos días van a depender de la disposición que tenga para enfrentar esta situación”, señaló.
Martes, Abril 28, 2020

“Hablemos sobre salud mental”. Ese fue el nombre de la segunda sesión de la Escuela de Otoño para Líderes Comunitarios, organizada por la Facultad de Ciencias Médicas y la Asociación de Municipios Ciudad Sur, el pasado jueves 23 de abril. La conferencia online se enmarcó en el contexto de la pandemia por COVID-19 y el impacto negativo que podrían tener las medidas de cuarentena y distanciamiento social en la población.

En la actividad, la psicóloga de la Universidad de Santiago, Valeria Jeldres, entregó consejos  a las  XXX líderes comunitarios de las comunas de la Asociación de Municipios Ciudad Sur que participaron en la actividad a través de Zoom, para sobrellevar la carga emocional provocada por la incertidumbre, el miedo a la enfermedad y el aislamiento social. A estos se le sumaron dirigentes de otras ocho comunas de la Región Metropolitana.

Cuidar la salud mental

El enfrentarse a una amenaza como la que representa el nuevo coronavirus, de acuerdo con Jeldres, “crea el escenario perfecto para alimentar una depresión”, ya que es más probable que un malestar psicológico pueda agravarse. Ante esto, la profesional indicó que “hay que mantener el contacto social con amigos, familia o una persona con la que no he hablado hace mucho tiempo”.

Otras medidas para velar por el bienestar psicológico, de acuerdo con Jeldres, son establecer rutinas, planificar tareas diarias o desarrollar actividades recreativas. Ante un posible cuadro depresivo, Jeldres recalcó en que “es crucial, en este momento, no dejarse abatir”, ya que el cuidado personal de la salud mental también repercute en el círculo cercano con el que se comparte el aislamiento. 

Menores y adultos mayores

Los más afectados emocionalmente con la pandemia, enfatizó Jeldres, son los adultos mayores, debido a la presión por  ser los más expuestos a sufrir un cuadro grave por coronavirus. El aislamiento con este grupo, señaló, debiera solo ser físico, e instó a poner atención a sus necesidades, a estimularlos cognitivamente y a que el núcleo familiar se contacte con ellos unas tres veces al día. 

En cuanto a niños y niñas, la psicóloga recomendó crear una atmósfera agradable, en especial a la hora de realizar los deberes escolares y no sobreexponerlos a las noticias sobre el COVID-19. Además, aconsejó que los menores expresen sus emociones a través del dibujo y reconocerlas asociandolas con dolencias o sensaciones corporales.

La Vicedecana de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencias Médicas, Jessica Alfaro, instó en la conferencia a “cuidar nuestra salud mental y tomar medidas que nos permitan disminuir el impacto que la pandemia ha significado en nuestras vidas”.