Magíster en Salud Pública Usach: formando liderazgos para construir una salud equitativa con enfoque de derechos

El programa de postgrado, que iniciará su primera versión este 23 de abril de 2021, pone en el centro de su plan formativo el derecho a la salud como la base de las demás garantías fundamentales. También apunta a contribuir al cambio social y enfrentar las dificultades que el coronavirus ha planteado en materia sanitaria.
Miércoles, Abril 21, 2021

Luego de cinco años de diseño y preparación, y tras verse postergado por la pandemia Covid-19 en 2020, el Magíster en Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas se prepara para su inauguración, la que se realizará este viernes 23 de abril a través de la plataforma YouTube de la U. de Santiago.

Este  programa de magíster, único de la Facultad de Ciencias Médicas cuenta con 33 estudiantes, quienes en su mayoría se desempeñan como profesionales del área de la salud, cuenta la directora del Magíster, Dra. Matilde Maddaleno.

“El Magíster en Salud Pública comenzó a gestarse en 2015, bajo los liderazgos de las doctoras Helia Molina y Angélica Verdugo, quienes iniciaron un proceso de estudios de factibilidad y organizaron un equipo de trabajo y plan estratégico para la formación del programa. Este culminó en 2019 con la aprobación por parte de las autoridades de la Facultad y de la Usach”, explica la médica pediatra.

Tomando como base el compromiso social de la Universidad de Santiago de Chile, el Magíster en Salud Pública surge desde la necesidad de formar profesionales líderes que sean capaces de entender y gestionar el derecho a la salud como uno de carácter fundamental, centrándose en el bienestar de las personas. 

“Abordar la formación de los recursos humanos centrada en la relevancia del derecho a la salud, las desigualdades en el área, los enfoques de curso de vida, y otros aspectos como género y etnicidad, es central para lograr equidad en los ámbitos sanitarios”, explica la Dra. Maddaleno.

Aporte a la salud y al desarrollo sostenible

Este Magíster tiene por objetivo fortalecer el aporte de la Facultad en materia de salud pública, mediante la ampliación de conocimiento y la generación de bienes públicos que construyan, con un enfoque interdisciplinario, una salud vista como un derecho universal, explica la directora del plan de estudios. 

Además, el programa aspira a construir una red de formación en salud pública, tanto dentro de la Facultad de Ciencias Médicas y la U. de Santiago, como también, junto a otras instituciones a nivel nacional e internacional. De esta forma, podrán desarrollarse proyectos colaborativos que beneficien a las comunidades en materia de salud, agrega la salubrista.

Para cumplir con lo anterior, el Magíster está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, establecidos por la Organización de las Naciones Unidas. A esto se suma un cuerpo académico compuesto por profesionales con vasta formación en salud pública y otras áreas afines, quienes poseen amplia experiencia en investigación científica y encabezando diversas iniciativas e instituciones, tanto en Chile como a nivel internacional. 

Retos y oportunidades

Dichas características contribuyen a afrontar los desafíos que las y los profesionales ligados al área de la salud y el bienestar humano deben enfrentar en la actualidad, sobre todo aquellos ligados a la pandemia por Covid-19. La crisis sanitaria ha instalado en el debate público la importancia de contar con políticas de salud públicas que sean capaces de proteger a la población.

Una situación que también permea al proceso constituyente chileno iniciado a fines de 2019. El acceso a la salud ha sido uno de los principales frentes de discusión, en donde varios sectores de la sociedad, incluyendo instituciones de educación superior como la Usach, claman por avanzar a un modelo universal con énfasis en lo público.

Bajo esta misma línea, la Dra. Maddaleno plantea que la actual emergencia “representa una enorme responsabilidad y también oportunidades nunca antes vistas”, lo que también implica “cuestionar el rol que cumplimos en la sociedad, no solo como académicos y profesionales de salud pública, sino como líderes”.

Ante esto, la directora del programa reconoce que “necesitamos más y mejor evidencia, pero también más convicción y fuerza para generar cambios. Esperamos que esta visión se vea reflejada en el Magíster como un punto de partida para perfilarnos hacia una nueva salud pública”.

 

Autor: Miguel Madrid

Imagen: Canva.com