Kinesiología Usach conmemoró su día profesional con diversas actividades virtuales

La carrera celebró el Día del Kinesiólogo/a con tres conversatorios online, dos de ellos realizados en conjunto con otras universidades. Este hito se da en un 2021 donde el plan de estudios contará en pocos meses más con su primera generación de egresados/as y en medio de la pandemia Covid-19, que ha visibilizado la labor fundamental de la disciplina en la lucha contra la enfermedad.
Lunes, Mayo 10, 2021

El pasado 6 de mayo se conmemoró, a nivel nacional, el Día del Kinesiólogo y la Kinesióloga, fecha en donde se resalta la importancia de esta profesión en todos los niveles de la atención en salud. Por lo mismo, la carrera de Kinesiología de la Universidad de Santiago celebró este hito con tres conversatorios virtuales, realizados los días 4, 5 y 6 de este mes.

Dos de estas actividades fueron organizadas en conjunto con otras tres universidades nacionales, evidencia de la proyección a la que apunta la unidad académica. La primera, denominada “El desafío de enfrentar la pandemia y lo que viene después", se realizó el 4 de mayo junto a las carreras de kinesiología de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (Umce) y la Universidad de Tarapacá.

La iniciativa, que convocó a más de 100 personas entre estudiantes y académicos, abordó desde distintas miradas los desafíos a los que se enfrenta el ejercicio de la profesión en el contexto actual.

En la discusión, el docente de la U. De Santiago de Chile, Leandro Miret, quien es también jefe de la Unidad de Kinesiología del Hospital San José, se refirió a la necesidad de generar espacios para adquirir más competencias, de tal modo de enfrentar futuras crisis sanitarias mejor preparados. “Es un deber generar programas de formación de especialistas en nuestra área, tal como los médicos que luego de su formación general optan por alguna especialidad”.

Miret aseguró que en la actualidad, en el contexto que estamos viviendo, “los kinesiólogos y kinesiólogas han desarrollado una capacidad de resiliencia impresionante, pues han debido aprender sobre la marcha con el apoyo de otros colegas. Podríamos decir que hoy la curva de aprendizaje ha sido exponencial”.

El académico hizo un llamado a que las universidades lideren estos procesos de especialización de la profesión “con una mirada integral que nos permita avanzar hacia las especialización de la kinesiología”.

Formación profesional inclusiva

El jueves 5 de mayo fue el turno de la Escuela de Kinesiología de la Universidad de Chile junto a su homóloga de la Usach, con la charla online “Educación Inclusiva en kinesiología: hacia la participación con personas con discapacidad”. En la instancia, la discusión se centró en cómo abordar la formación disciplinaria de personas en situación de discapacidad, desde un enfoque comunitario y promotor de la diversidad.

El conversatorio remoto recogió experiencias en el tema desde el ámbito académico, profesional y estudiantil. De esta forma, el docente de Kinesiología Usach, Javier Silva, y la estudiante del mismo plan de estudios, Pamela Aquino, entregaron sus testimonios respecto a las estrategias de inclusión adoptadas por la carrera, que cuenta con dos estudiantes en situación de discapacidad visual.

Plan de estudios consolidado

Por último, el jueves 6 de mayo, Día Nacional del Kinesiólogo y la Kinesióloga, la carrera realizó  una ceremonia junto a estudiantes y docentes, en donde el académico y exjefe de la Unidad, Dr. José Luis Márquez, fue reconocido por ser el primer docente del plan de estudios en obtener la categoría de profesor titular de la Universidad de Santiago.

Además, los docentes Roque Basoalto, Romina Zamorano y Luis Araya compartieron sus experiencias profesionales en medio de la pandemia por Covid-19, tanto en las unidades de paciente crítico (UPC) y la atención primaria de salud (APS) como en la gestión sanitaria.

Durante la ceremonia, el jefe de carrera de Kinesiología, Manuel Retamal, expresó su alegría por el crecimiento y protagonismo que ha adquirido la disciplina en sus 52 años de trayectoria en el país, como también “en cómo nos hemos puesto, como profesionales, al servicio de la comunidad”. 

A través de una entrevista realizada vía Zoom el pasado miércoles 5 de mayo, Retamal también abordó los logros y desafíos de la carrera, inaugurada en 2016. Una de las metas alcanzadas, explicó el docente, es que Unidad se convertirá próximamente en una escuela, lo que “abrirá las puertas a mayor financiamiento, postulaciones a proyectos de investigación, programas de educación continua y postgrado”, además de brindar mayor autonomía.

En la entrevista, el jefe de carrera -que asumió el cargo a fines de 2020 junto al profesor David Arriagada- anunció también el fortalecimiento de los programas de formación continua, mediante la generación de diplomados en salud mental, atención primaria de salud y en el área respiratoria. Este último, fruto de un curso gratuito de terapia ventilatoria llevado a cabo en mayo de 2020, en medio de la primera ola de Covid-19 en Chile.

Mientras que en el ámbito de la internacionalización, Retamal contó que se han iniciado conversaciones con la Universidad de Valencia y la Universidad Autónoma de Madrid en España, además de la Universidad Autónoma del Estado de México. “Nos hemos reunido con ellos, buscando generar convenios para intercambio estudiantil y docente”, lo que abre un abanico de oportunidades de formación y desarrollo para la comunidad de la carrera, aseveró el académico.

Primeros egresados y egresadas

Durante este primer semestre, la Unidad se apronta para el egreso de su primera generación de profesionales, quienes están realizando sus internados clínicos en plena crisis sanitaria. Al respecto, la autoridad señaló que “la necesidad de kinesiología, la oportunidad de aprender y poner sus conocimientos al servicio de la comunidad y del país es tremenda para nuestros y nuestras estudiantes”.

Retamal hizo hincapié en el buen desempeño de las y los estudiantes en sus funciones clínicas, asegurando que han recibido una retroalimentación positiva por parte de los centros asistenciales, siendo catalogados como “alumnos empáticos, con conocimientos cabales respectos las patologías y con un compromiso social gigante”. 

 

Por Miguel Madrid y María Paz Lema.

Imagen: captura de pantalla.