Culmina proyecto FACIMED de intervención comunitaria para la autovalencia del adulto mayor en Ecuador

La iniciativa que se efectuó entre noviembre del 2018 y enero del 2021, llegó a 485 personas mayores y se debió adaptar a la modalidad remota por la pandemia del coronavirus. “Este proyecto nos anima a seguir explorando en el ámbito internacional, para crecer como equipos y para traer experiencias exitosas a la formación de las y los estudiantes”, subraya la Dra, Angélica Verdugo impulsora del proyecto.
Miércoles, Marzo 24, 2021

El proyecto de Intervención comunitaria para la mantención de la autovalencia y autonomía de personas mayores en el distrito Metropolitano de Quito, en Ecuador, surgió como una iniciativa de la Facultad de Ciencias Médicas (FACIMED) de la Universidad de Santiago de Chile a través de Fondo Chile.

La doctora Angélica Verdugo, académica de Salud Pública y directora del proyecto, sostiene que la iniciativa partió desde un concurso establecido por la cancillería chilena a través de la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el objetivo de impulsar la Política de Cooperación, ligada a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la Agenda 2030 impulsada por Naciones Unidas.

“Quisimos presentar desde la Facultad de Ciencias Médicas una experiencia exitosa en Chile, que se ejecuta en los Centros de Salud del país, impulsada por miembros del equipo, y transferir estas competencias al equipo del Municipio de Quito, en Ecuador, que trabaja con personas mayores”, asegura la doctora Verdugo.

Según la Organización Mundial de la Salud, el envejecimiento de la población es un fenómeno global, pues para el año 2050 se calcula que 2.000 millones de personas tendrán más de 60 años. Actualmente, en Ecuador la población de adultos mayores representa el 7,27% del total, y un 42,02% de ellas vive en situación de pobreza extrema. Asimismo, el 44% de las personas mayores ecuatorianas han sido víctimas de maltrato, abandono o despojo de su patrimonio.

A raíz de ello, el proyecto está orientado para prevenir la dependencia de estas personas y mejorar sus condiciones de autonomía y autovalencia por medio de la formación y capacitación a los funcionarios del Patronato Municipal que se desempeñan en el programa del Adulto Mayor de la institución ecuatoriana.

Para la directora de la iniciativa, “la cooperación Sur-Sur, pone en relevancia la solidaridad latinoamericana” pues “somos un polo de desarrollo con problemas similares y debemos enfrentarlos en conjunto”.

Con este proyecto se ayudó a 485 personas mayores, de las cuales un 89% fueron mujeres. Antes del estallido social de Ecuador y de la llegada de la pandemia, alcanzaron a participar 283 adultos mayores en el programa. Sin embargo, tras la crisis sanitaria se incorporaron 202 personas por vía remota.

La doctora Angélica Verdugo asegura que el éxito del programa radica en el trabajo en equipo de FACIMED, que desde su programa de Centro de Salud Pública establece contactos internacionales a través de la Organización Panamericana de la Salud.

Autora: Victoria Lizárraga

Imagen: cedida.

Olga Andino es una de las beneficiadas del proyecto FACIMED y agradeció la iniciativa porque gracias a ella, “aprendí que también tenemos derechos como adultos mayores”. También comenta lo bonita que fue la experiencia para ella, ya que pudo compartir con otros compañeros de diferentes partes de la ciudad y nutrirse con sus conocimientos. “Con esto he podido enseñar que somos importantes, que debemos valorarnos y también, exigir que nos valoren”, concluye Andino.

Para la académica de Salud Pública, la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago está mirando permanentemente lo que pasa en su entorno y “este proyecto nos anima a seguir explorando en el ámbito internacional, para crecer como equipos y para traer experiencias exitosas a la formación de las y los estudiantes”.