Ciclo de jornadas académicas online abordan efectos de la pandemia en la salud mental de niños y jóvenes

Organizadas por el Programa de Especialización en Psiquiatría Infantojuvenil de la Facultad de Ciencias Médicas, las videoconferencias buscan entregar herramientas concretas para profesionales de la salud mental, profesores y residentes de la especialidad. Sin embargo, debido al éxito inicial, la convocatoria se amplió a todo público, permitiendo generar un espacio de aprendizaje y reflexión respecto al impacto de la crisis sanitaria en el bienestar psíquico de los y las menores.
Viernes, Septiembre 4, 2020

Abordar la salud mental de niños, niñas y adolescentes en tiempos de pandemia y extender dichos conocimientos a la comunidad, es el objetivo de las Jornadas Académicas de Salud Mental Infantojuvenil impulsadas por el Programa de Especialización en Psiquiatría Infantojuvenil del Hospital Exequiel González Cortés, perteneciente a la Facultad de Ciencias Médicas de la Usach. Las videoconferencias  que se iniciaron en mayo a través de la plataforma Zoom y redes sociales, han tenido como eje las consecuencias de la actual crisis sanitaria por COVID-19 y la post pandemia en el bienestar psíquico de dicho grupo etario.

Amplia convocatoria y participación

Motivada por su experiencia en Atención Primaria de Salud y en su formación como especialista, la egresada del Programa de Psiquiatría Infantojuvenil y hoy académica de la especialidad, doctora Loreto Sandoval, fue la principal artífice de la iniciativa. “Sentí que en un momento de pandemia, el tema de la salud mental de niños, niñas y adolescentes era muy relevante y la Usach podía aportar a la comunidad en ese sentido”, explica.

Si bien la idea original consistía en realizar un taller virtual sobre primeros auxilios en psiquiatría, los buenos resultados obtenidos terminaron por impulsar la creación de las Jornadas Académicas, sumando, a la fecha, un total de veinte videoconferencias.

Lo mismo ocurrió en cuanto a los y las teleasistentes. En un principio, las actividades estaban dirigidas a residentes de la especialidad, profesionales del Servicio de Salud Metropolitano Sur y profesores/as de dicho sector de la capital. Sin embargo, “esto se amplió y terminó asistiendo gente de todas las regiones”, llegando también a público de todo tipo, agrega Sandoval.

Para la doctora Adriana Gutiérrez, jefa del Programa de Especialización en Psiquiatría Infantojuvenil, el éxito de las Jornadas Académicas radica en la calidad de los expositores y expositoras, quienes fueron en su mayoría fueron residentes y académicas/os tanto de la especialidad como de la Facultad de Ciencias Médicas. Destaca la participación de la Dra. Helia Molina, decana de la Unidad Mayor, además de invitados externos como Benito Baranda, vicepresidente ejecutivo de América Solidaria, y de Elisa Izquierdo, coordinadora de Innovación en Formación Integral de la Red de Colegios SIP.

Sandoval destaca la modalidad virtual en que se desarrolló la iniciativa, lo que permitió llegar “al público que no siempre tiene acceso a esta información”.

Aportes concretos

Otro de los objetivos de las Jornadas Académicas, señala Sandoval, es promover una mejor calidad de vida para niños, niñas y adolescentes en medio de una crisis que, justamente, ha atacado con mayor fuerza el bienestar psíquico y psicológico de los y las menores de edad. Por lo mismo, las instancias pretendían entregar herramientas concretas a profesionales de la salud, padres, madres y profesores “para así sobrellevar más esta situación”, cuenta la psiquiatra.

“La educación de la comunidad científica y de la población en general es fundamental para enfrentar la pandemia”, señala la Dra. Gutiérrez. “Además, desde el punto de vista de la salud mental, la contención emocional de los afectados, de sus cuidadores y de los profesionales mejora la evolución y el pronóstico de las patologías de salud mental asociadas”, agrega.

Patricia González, coordinadora académica del Programa, enfatiza que las Jornadas Académicas han permitido dar a conocer “aspectos del desarrollo socioemocional y neurológico” de los y las menores y cómo estos influyen en la percepción que tienen sobre la crisis que se vive hoy en día. Destaca, además, la posibilidad de “evidenciar la inequidad y la falta de un enfoque social que privilegie el bienestar de niños, niñas y adolescentes por sobre los aspectos económicos”.

Oportunidades futuras

Si bien no hay nuevas Jornadas Académicas programadas en el futuro, Saldoval reconoce que dichas instancias han abierto la puerta para realizar nuevas actividades enfocadas en públicos más específicos, debido a la buena recepción que tuvieron estas charlas virtuales.

Gutiérrez, por su parte, afirma que el Programa de Especialización en Salud Mental Infantojuvenil ha desarrollado una “nueva forma de pensar y reflexionar en conjunto a través de la tecnología. Ya no es la tecnología de la inmediatez. Ha surgido una comunidad académica pensante y reflexiva que se reúne a través de la pantalla a discutir los temas relevantes de la salud mental de nuestros niños, niñas y adolescentes”.

Aún así, González -quien también es psiquiatra- reconoce que el bienestar psíquico de los y las menores sigue ocupando un lugar relegado en la salud en general, aludiendo bajos presupuestos que resultan “insuficientes” para cubrir las necesidades de quienes componen este grupo etario. A su juicio, uno de los principales desafíos en torno a la salud mental infanto juvenil es “visibilizar los problemas en esta área”, tales como la violencia o el suicidio.

La coordinadora académica de la especialidad apunta a que los futuros profesionales de la salud mental deben “aprender a trabajar con pocos recursos, a participar activamente en los equipos de trabajo” y a tener una mirada integral respecto a los niños, niñas y adolescentes, transformándose también en líderes de opinión “que logren poner la salud mental  en la discusión diaria”.

En ese ámbito, Gutiérrez enfatiza la formación que reciben los y las residentes del programa de especialización médica que dirige, quienes poseen “un fuerte sentido de salud pública y salud mental comunitaria. Las jornadas académicas han sido congruentes en esa línea, abordando temas relevantes de gran calidad científica y académica”, puntualiza la jefa de la especialidad.