estudiantes

Nuestra Casa de Estudios fue una de las 27 sedes distribuidas a nivel nacional para rendir el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom), que es requisito para que los médicos puedan trabajar en el sistema público de salud chileno. Un total de 58 egresados de la Escuela de Medicina y 84 extranjeros fueron sometidos a esta prueba que, a nivel país, fue rendida el miércoles último (13) por 5 mil 110 médicos, cifra de inscritos que representa un 14% de aumento respecto a diciembre de 2016, cuando hubo 4 mil 501. Los resultados se entregarán el 12 de enero por correo electrónico.

Un total de 5.110 médicos rindieron el pasado miércoles el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina (Eunacom), que es requisito para que puedan trabajar en el sistema público de salud chileno. La cifra de inscritos representa un 14% de aumento respecto de diciembre del año pasado, cuando hubo 4.501, y es el récord de profesionales que rinden el examen.

A ello se suma que un 66 por ciento del total que rindieron este examen son extranjeros, que corresponden a 3.383 versus 1.819 médicos chilenos. En el caso de los extranjeros aprobar este examen implica su habilitación para ejercer en nuestro país. Similar situación se repitió en la Universidad de Santiago, una de las 27 sedes distribuidas a nivel nacional, ya que rindieron esta prueba 58 egresados de la Escuela de Medicina versus 84 extranjeros.

El director de la Escuela de Medicina, Dr. Mauricio Osorio, destacó que el proceso se llevó con total normalidad en las salas de clase de la facultad de Ciencias Médicas de nuestra universidad. “Existen varios requisitos que debemos cumplir para participar en este proceso, entre ellos, poner a disposición 23 académicos para que apoyen el día de la rendición del examen, de los cuales 9 lo hicieron en nuestra universidad y el resto se desplazaron a sedes regionales y de Santiago. Felizmente no hubo ninguna observación y aprovecho esta oportunidad para agradecer el compromiso de nuestros académicos y administrativos en esta tarea”, puntualizó.

La encargada de este examen en nuestra universidad fue la Dra. Nelly Alvarado, coordinadora Área de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Diego Portales quien destacó el trabajo en equipo. “La participación y compromiso de los veedores, anfitriones, secretarias y asistentes fueron hechos de manera notable y gratificante. El evento en sí además permitió reconocer espacio de fraternidad entre las Escuela de Medicina”.

El Eunacom consta de 180 preguntas sobre medicina interna, cirugía, pediatría, ginecología, salud pública y psiquiatría, entre otras especialidades.

Los resultados se entregarán el 12 de enero por correo electrónico.

Autor: 
claudia.droguett
Frente a la necesidad de contar con material docente didáctico, que permita comprender la arquitectura del organismo humano y también ensayar aplicaciones clínicas, los estudiantes de la Escuela de Medicina Ignacio Toledo y Jaime Padilla, con el apoyo de los académicos Mónica Osses y Carlos Godoy, generaron modelos tridimensionales para la docencia en el campo de la histología. Por Soledad Fuentes

Ampliar tejidos orgánicos microscópicos a tamaños tangibles que permitan comprender su funcionamiento y potenciales patologías, es la innovación desarrollada por un equipo de estudiantes y docentes de la Escuela de Medicina, quienes han elaborado una serie de modelos impresos en 3D como complementos de la enseñanza de las clases prácticas de histología.

El proyecto ha cobrado tal interés, que fue seleccionado para ser presentado en el "XXXVIII Congreso Chileno de Anatomía y el XIX Congreso del cono sur”, bajo el nombre “Programa piloto  de elaboración de modelos impresos en 3D como complemento de la enseñanza de las clases prácticas de histología”, donde fue premiado como el mejor Póster del área.

Respecto a la innovación, el estudiante Ignacio Toledo explica que surgió el año 2015, “ante la escasez de material para la docencia de la anatomía humana”, asegurando que el premio es un reconocimiento al esfuerzo del grupo.

Por otra parte, el estudiante Jaime Padilla, explica que “la idea surge por las dificultades monetarias y legales para conseguir cuerpos humanos, y su uso para la enseñanza en ciencias básicas, pero además tiene una orientación clínica en la formación de profesionales, que deberán aplicar sus conocimientos en la práctica”.

El proyecto

El desarrollo de modelos impresos en 3D de tejidos humanos en el ámbito de la Histología, surge por motivación de los estudiantes de la Facultad de Ciencias Médicas Ignacio Toledo y Jaime Padilla, quienes a lo largo de sus carreras han observado la dificultad en algunos procesos de aprendizaje por escasez de material cadavérico, debido a su alto costo y dificultades legales para importarlos.

Fue así, como debido a la necesidad de contar con material, y el uso de impresoras 3D en distintas unidades del Campus, el estudiante Ignacio Toledo, junto al profesor de Anatomía Humana, Hugo Morales, desarrollaron un modelo de impresión 3D de un tronco de encéfalo humano.

Tiempo después, con el apoyo del estudiante Jaime Padilla y los académicos de Histología: Mónica Osses y Carlos Godoy, se propusieron diseñar modelos tridimensionales que facilitaran el aprendizaje de manera transversal en diversas asignaturas de las carreras de la Facultad.

Respecto al proyecto, el profesor Carlos Godoy explica que actualmente todas las carreras de salud necesitan  "material cadavérico" para la enseñanza, pero es cada vez más complicado conseguirlo, surgiendo  la impresión 3D como una alternativa.

“Esta tecnología permite subsanar la deficiencia y además, tiene el plus de permitir una visualización de los tejidos en 3 dimensiones, ya que al microscopio óptico convencional solamente ves el tejido en 2 D. En donde ambos estudiantes fueron más allá de esta necesidad histórica en la enseñanza tanto para medicina como otras carreras de salud”, puntualiza el profesor.

Para ello, en una primera instancia, el equipo detectó las estructuras que causan mayor confusión y que tuvieran impacto en su aplicación clínica, prosiguiendo a diseñar los modelos basados en las representaciones de las estructuras normales y patológicas concordantes a lo descrito en la literatura científica.

Posteriormente, realizaron el modelado tridimensional de las estructuras, utilizando diversos programas tales como “Tinkercad”, “3d Slicer”  y “Meshmixer”, de manera que una vez terminada la etapa, fabricaron las piezas mediante la utilización de una impresora 3D.

Además, elaboraron guías de apoyo al aprendizaje con el fin de  complementar el uso en aula de los modelos.

Premio al mejor Póster

Con el objetivo de generar mayor impacto respecto a los resultados del proyecto, el equipo presentó los resultados en el "XXXVIII Congreso Chileno de Anatomía y el XIX Congreso del cono sur”, efectuado recientemente en Concepción, siendo premiados como el mejor Póster del área de Histología.

Según explican los estudiantes, en la oportunidad presentaron dos modelos tridimensionales de tejido artificial, los que al no ser profundizados de manera tangible, eran poco comprendidos por los estudiantes, y su práctica clínica era aún más dificultosa.

El primero de ellos se trata de un modelo de la Barrera de Filtración Glomerular, principal filtro de un riñón que permite la formación de orina, el que solo puede ser revisado mediante microscopía electrónica, y que en caso de lesión genera patologías como el síndrome nefrótico.

Para dimensionar el daño, los estudiantes generaron un modelo tangible de alrededor de 10 a 15 centímetros.

Mientras que el segundo modelo, se trató de un corazón normal, versus uno con insuficiencia cardiaca sistólica e insuficiencia cardiaca diastólica, patología con alta prevalencia en Chile, considerada por el Ministerio de Salud como un problema de salud pública y una epidemia emergente dentro de las enfermedades cardiovasculares, siendo la principal causa de hospitalizaciones en servicios de Medicina Interna en adultos mayores de 65 años.

A través del prototipo, se puede estudiar la alteración estructural que tiene la patología en términos del grosor de la pared cardiaca.

Sobre el reconocimiento al proyecto durante el Congreso, el estudiante Ignacio Toledo, sostiene que: “ha sido aprender haciendo y probando, porque fue una iniciativa que partió en nosotros, tras ensayo y error, y así esperamos contribuir al proceso de enseñanza de nuestros compañeros”.

El equipo de investigación asegura que un próximo paso será evaluar y validar el proyecto como modelo histológico a través de su desempeño en el aula.

Mientras que el profesor Carlos Godoy, enfatiza en el impacto en estudiantes que ha tenido la iniciativa: “ha sido un semillero para otros estudiantes, que interesados se han ido acercando, aprendiendo y le van enseñando a otros compañeros, para resolver inquietudes e interrogantes en distintas asignaturas”.

Autor: 
claudia.droguett
La Agencia Acreditadora de Chile A&C S.A. resolvió acreditar a la carrera de Medicina de la Universidad de Santiago por un plazo de cinco años, que culminará el 18 de diciembre de 2019.

Este 18 de diciembre la comunidad que integra la Escuela de Medicina de nuestra Casa de Estudios recibió una noticia trascendental. La Agencia Acreditadora de Chile, A&C, resolvió certificar hasta diciembre de 2019 la Carrera de Medicina, dependiente de la Facultad de Ciencias Médicas. Tras recibir la información oficial, el director de la Escuela, Dr. Pedro Aguilar, valoró la acreditación por los próximos cinco años y sostuvo que este logro “es producto de la participación de todas y todos los integrantes de la Escuela y ratifica un trabajo serio, realizado en las áreas de docencia, investigación, gestión y vinculación con el medio, sin descuidar ni un solo ámbito”.

“Esta noticia fue motivo de mucha alegría y satisfacción para nuestra Escuela en su conjunto pues creemos que da cuenta de un esfuerzo realizado sin pensar en la acreditación en particular sino que teniendo como objetivo más amplio el futuro de esta unidad”, aseveró el académico.En materia de docencia, uno de los recientes hitos destacados por el director es la renovación de la malla curricular que hoy, a su juicio, “refleja mejor el compromiso de esta Escuela con las necesidades del país, a través de su misión y visión”.

Asimismo, en el ámbito de gestión, el académico puso de relieve, entre otros avances, la implementación de un Reglamento de Escuela y orgánicas como el Consejo de Escuela triestamental, mientras, en torno al área de investigación, “se generaron políticas para favorecer la sistematización de información y se desarrollaron seminarios periódicos, abiertos a la comunidad, así como las jornadas de investigadores”. En relación a la vinculación con el medio, el director de la Escuela mencionó la creación de la Unidad de Comunicaciones de la Escuela de Medicina, a cargo de la periodista Claudia Droguett. Además, en 2013, se creó una Unidad de apoyo al estudiante, encabezada por la profesora Valeria Ibáñez.

“Estos positivos resultados nos demuestran que es posible hacer Escuela con la participación de todos. No pasa nada malo si todos ponemos de nuestra parte y participamos”, sostuvo Aguilar.“El mensaje a los distintos estamentos es a seguir estableciendo relaciones de colaboración y respeto mutuo, con la confianza de que la Escuela puede tener un mejor presente y futuro”, agregó el académico.“Mi llamado, finalmente, es a mantener nuestro espíritu inclusivo, de participación triestamental y de no hacer las cosas solo por la acreditación sino porque la Escuela merece ser mejor. Deseo que los estudiantes de medicina alcancen los mejores niveles de aprendizaje en el ambiente más amigable posible y estoy seguro que con el nuevo director, el profesor Mauricio Osorio, y su equipo directivo, se continuará ese esfuerzo”, concluyó el director de la Escuela de Medicina, Dr. Pedro Aguilar.

“Profundizaremos el camino trazado”

También el 18 de diciembre, mismo día en que se dio a conocer la acreditación de la unidad académica, en toda la Facultad de Ciencias Médicas se llevaron a cabo las elecciones de autoridades, instancia democrática en la que el doctor Mauricio Osorio fue electo como nuevo director de la Escuela de Medicina. El académico, ex director del Servicio de Salud Metropolitano Norte, quien asumirá el nuevo cargo en marzo de 2015, sostuvo que, durante su gestión, buscará seguir avanzando en los todos los ámbitos del quehacer institucional, “donde claramente ha habido una mejoría, reflejada en este informe de acreditación por cinco años”.

“Primero uno debe destacar que se ha hecho un trabajo serio y responsable en esta Escuela. En ese sentido, mi compromiso, hoy, es seguir avanzando por esta vía, profundizando el camino trazado, con voluntad de trabajo, con transparencia y manteniendo las puertas abiertas ante todos quienes quieran colaborar por hacer de ésta, la mejor Escuela de Medicina de Chile”, afirmó, finalmente, el director electo, Dr. Mauricio Osorio.

Autor: 
claudia.droguett
Subscribe to RSS - estudiantes