Vocación

Se trata de estudiantes de las carreras de obstetricia, enfermería, medicina, kinesiología,quienes junto a jóvenes de otras universidades participaron como voluntarios en la comuna de Rauco, con el objetivo de entregar promoción y prevención en salud a la comunidad a través de consejerías y talleres.

María Paz Muñoz, estudiantes de obstetricia señaló que  “la experiencia de trabajar en zonas rurales, es siempre enriquecedora. No solo porque se adquieren nuevos conocimientos clínicos, sino también,  el hecho de estar en contacto con personas que tienen poco acceso a la salud es un desafío para nosotros ya que tenemos que ser los suficientemente empáticos para llegar de la manera adecuada”.

María Paz , quien es también coordinadora del voluntariado en la Universidad, agregó que si bien como estudiante no pueden diagnosticar o tratar una enfermedad “porque no tenemos las facultades,  sí podemos hacer promoción y educación en salud.  Se evalúan los factores de riesgo de las personas, y se les educa para que tengan hábitos de vida más saludable, asimismo pueden consultar respecto a sus enfermedades”.

La voluntaria agradeció el compromiso de las autoridades de las carreras involucradas “el apoyo de nuestras Escuelas ha sido fundamental, además del  rol de la Facultad a través de la Vicedecana de Vinculación con el Medio Jessica Alfaro, quien ha gestionado los seguros escolares para nuestros voluntarios”.

La idea de María Paz es que cada año se sumen nuevos voluntarios a esta iniciativa, y por lo mismo es que señaló  que el proceso se selección de estudiantes se realiza dos veces al año, donde se escogen 200 estudiantes entre todas las universidades participantes, quienes trabajan en distintas localidades de un mismo municipio. ”Realizamos los trabajos rurales en el mismo lugar dos veces al año, verano e invierno, para poder dar seguimiento a nuestras intervenciones. Relató.

El próximo voluntariado se realizará 10 al 18 de enero en la comuna de Curepto, en la provincia de Talca, región del Maule. 

 
Autor: 
eli.tiraferri
Se trata del séptimo operativo impulsado por la Facultad de Ciencias Médicas y el primero que se realiza en la región de Los lagos.

En la actividad  impulsada por la Facultad de Ciencias Médicas y financiada gracias a un  Fondo Vime de la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio participaron estudiantes, médicos en formación de especialistas, académicos y profesionales quienes en conjunto volcaron sus conocimientos y vocación de servicio a la comunidad.

Durante la iniciativa que se extendió por dos días (jueves 4 y viernes 5 de octubre)  el equipo realizó atenciones en el Cesfam y en las postas rurales de Hullinco y Curaco a cargo de médicos de la especialidad de geriatría, ginecología, imagenología, neurología pediátrica, neurología adulto y psiquiatría infanto-juvenil. Paralamente se realizaron visitas domiciliaras a pacientes postrados.

Además el operativo contempló capacitaciones al personal de salud, talleres para las cuidadoras de enfermos, capacitaciones a los kinésiologos en respiración kinésica  y un taller de clima laboral dirigido al personal administrativo de la Municipalidad de Chonchi.

Al respecto la vicedecana de Vinculación con el Medio de la Facultad de Ciencias Médicas, Jessica Alfaro, señaló que el  sello de este operativo  fue “que se trató una actividad integral que reunió el trabajo de cada una de las escuelas, sus académicos y estudiantes, quienes trabajaron de manera conjunta. Fue maravilloso ver como médicos, terapeutas ocupacionales  compartieron un box para darle atención a un paciente con una mirada integrativa y multidisplinaria. Ver, por ejemplo, a un estudiante de Eciades ser parte del equipo que realizó visitas domiciliaras con el geriatra. Eso sin duda, es un valor que tiene nuestro operativo y que reviste un tremendo aprendizaje para todos, pero especialmente para nuestros futuros profesionales”.

La Vicedecana agregó además que se atendieron alrededor de 180 personas muchas de las cuales estaban en lista de espera por casi dos años, por lo que  este Operativo permitió que muchos pacientes tuvieran la oportunidad de tomarse exámenes “lo que ayudó a disminuir la lista de espera en exámenes ecográficos de parte blandas, renales, de tiroides, abdominales, que gracias a la participación de nuestra becada de imagenología fue posible. Cabe destacar que todas las atenciones que realizaron nuestros becados fueron en su mayoría resolutivas”.

Otro aspecto importante que destacó  la Vicedecana  fue  la coordinación con el Cesfam de Chonchi, lo que permitió un trabajo en conjunto con sus profesionales. “Estamos felices,  ya que logramos unir voluntades en favor de la comunidad. El equipo de la U. de Santiago se insertó de una manera muy adecuada y respestuosa con el equipo de salud de Chonchi, lo que sin duda se reflejó en la atención con los pacientes”.

Experiencia radial

Durante los días en que se extendió el operativo un grupo de académicos de las distintas escuelas, aprovecharon la instancia para participar en programas de radio en los que se abordaron temáticas importantes para la comunidad como son lactancia materna, apego, salud mental, tuberculosis, prevención de enfermedades respiratorias y trastornos del aprendizaje en escolares.

De los estudiantes que participaron en el operativo, Matías González de 3º año de kinesiología, valoró la experiencia. “Para mí fue una experiencia enriquecedora. Estoy agradecido de haber sido parte de este grupo que tuvo la oportunidad de venir a  trabajar de manera voluntaria  y del que aprendí muchas cosas, lo más importante a mi juicio, el trabajo en equipo y la colaboración entre profesionales de distintas áreas”.

Por su parte, la doctora Nicole Miranda, quien cursa la beca de neurología adulto, también agradeció la instancia de poder participar “en este tipo de actividades que le dan sentido a la profesión y nos acercan a realidades tan distintas”.

En tanto el Dr. Javier Baquedano, becado de geriatría destacó  el nivel de organización de la iniciativa social, además de la energía y vocación social de cada uno de los que integrantes del grupo a quienes instó a seguir trabajando con la misma motivación.

Al término de las jornadas Andrea Vera directora de Salud de la Municipalidad de Chonchi, calificó de manera positiva el operativo. “Para la comunidad de Chonchi es un lujo contar con el despliegue de profesionales de la salud que la U. de Santiago de Chile puso a nuestra disposición. Por lo mismo es que estamos muy contentos con la gestión ya que nos permite acercar a especialistas como los geriatras a nuestra población en la que predominan los adultos mayores.

En este contexto, la autoridad muncipal, resaltó el compromiso y calidez del equipo de la Facultad de Ciencias Médicas y extendió la invitación a la Vicedecana a repetir la experiencia el proximo año.

 

Por: María Paz Lema

Autor: 
eli.tiraferri
El proyecto, divido en una fase de voluntariado y práctica integrada, tiene por objetivo brindar experiencia en el ejercicio de la profesión a los y las estudiantes, en un contexto real.

En concordancia al perfil de egreso de los Terapeutas Ocupacionales de la U. de Santiago, que se basa en “el ejercicio profesional en el respeto de los derechos humanos, para el desarrollo de intervenciones que abarque a comunidades y personas que hayan visto afectada su participación ocupacional debido a situaciones de vulnerabilidad”, la coordinadora de campos clínicos Mónica Palacios, decidió generar un proyecto que se inscribiera en la línea formativa de las prácticas integradas que cursan los alumnos de primer a cuarto año.

El proyecto, que se adjudicó un Fondo VIME, consta de dos fases: la primera a través de un voluntariado que se desarrolla en tres espacios territoriales distintos y, la segunda que se ancla en la asignatura de prácticas integrada dando continuidad a la labor ya realizada. 

Palacios explicó que esta modalidad de Aprendizaje más Servicio “permite bidireccionar, beneficiando tanto a la comunidad como a los y las estudiantes, al desarrollar sus habilidades de compromiso, responsabilidad y proactividad en distintos escenarios”, tales como el Centro de Estimulación, Desarrollo y Terapias de Rehabilitación (CEDET) en Maipú, la Parroquia Santa Cruz de Población los Nogales en Estación Central y en el Liceo Industrial Hardware Centro de Salud Integral del Adolescente Rucahueche en San Bernardo.

Durante el desarrollo de la primera fase, hubo espacios de tutoría y evaluación de experiencias que culminaron en una ceremonia de cierre que contó con la presencia de familiares, estudiantes y de las comunidades con las cuales se trabajó, quienes agradecieron a través de un video la labor desempeñada por los estudiantes en sus territorios. Al respecto, la coordinadora a cargo evaluó esta primera etapa como exitosa pues “se cumplieron los objetivos y el espíritu de la iniciativa. Se logró que los estudiantes se encuentren más fortalecidos y seguros de sus aprendizajes. Ellos valoran la experiencia como parte de su formación y conocen, en profundidad, sus propias potencialidades y capacidades”.

 
Autor: 
eli.tiraferri
Subscribe to RSS - Vocación