salud pública

La convergencia actual de eventos políticos y sociales, producto de la crisis social que supera los 40 días, puede transformarse en una oportunidad para dotar al país de una institucionalidad que mire al largo plazo en salud, donde desfilen, piensen y tomen decisiones los más destacados intelectuales sanitarios del país, independiente de sus colores partidarios.

Desde la firma del acuerdo transversal por una nueva Constitución, resulta bastante claro que, dentro de los próximos años, tomará forma ante nosotros una nueva dinámica de las instituciones republicanas.  Su alcance es aún desconocido. La lógica nos dice que el día después de la aprobación de una nueva Carta Fundamental no despertaremos en un país nuevo, sino que más bien, muchas de nuestras estructuras y lógicas podrían mantenerse, aunque remozadas, esperemos, por un proceso de reflexión crítica que ya se inició entre la ciudadanía y muy lejanas a las escenas más oscuras de los últimos meses.

En el área de Salud, esta puede ser la oportunidad que esperamos. Si los líderes académicos y sociales no bajan la guardia, este punto puede ser de inflexión para la salud física y mental de la Nación, llevando esta temática al primer plano.

Chile siempre ha cuidado con pinzas su macroeconomía y sus relaciones internacionales. Para estos ámbitos se ha contado con la estable figura del Banco Central y de una política internacional que trasciende a los signos políticos del Gobierno de turno o las variables preferencias de la mayoría parlamentaria. El ejemplo del ente regulador económico tiene mucho de lo que podemos aprender. Aunque hay en su interior naturales sensibilidades políticas que pueden ser divergentes, se ha buscado proveer a su institucionalidad de carreras intachables y conocimientos técnicos suficientemente respaldados por másteres y doctorados. Adicionalmente, se les da a sus integrantes la tranquilidad de poder pensar con independencia y operar a largos plazos que exceden el ciclo político.

A muchos nos asiste hoy la convicción de que tener un país con ciudadanos sanos es tan relevante como uno ordenado económicamente y con una buena imagen internacional. Combatir la inflación y el desprestigio nos parecen hoy tan importantes como pelear contra la obesidad, el sedentarismo, el cáncer y las inequidades en salud.

No es nuevo señalar que la convergencia actual de eventos políticos y sociales puede ser una oportunidad para dotar al país de una institucionalidad que mire al largo plazo en salud, donde desfilen, piensen y tomen decisiones los más destacados intelectuales sanitarios del país, independiente de sus colores partidarios. Esta oportunidad, puede amparar las medidas que sólo tienen sentido cuando se toman de manera reflexiva y mirando a un amplio horizonte.

De esta manera, las vacunas, las actividades de promoción de la vida saludable, el financiamiento de la atención primaria y muchas otras políticas públicas no se verán amenazadas por criterios que nada tengan que ver con optimizar la salud de la población

Además, no digo nada nuevo porque algo similar ya pasó en Chile. Cuando el Dr. Jorge Mardones Restat lideró la formación del Servicio Nacional de Salud, cambiándole la cara al sistema sanitario del país, los programas de salud de todos los candidatos presidenciales de la época habían coincidido en que este paso era imprescindible, independiente de quién se impusiera en las elecciones.

El impacto de esta decisión colectiva, más allá de las trincheras de la década en curso, hizo que el sistema de salud de Chile fuera objeto de estudio y replicación.

Diversos estados miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ostentan estructuras que apuntan en esta dirección. A modo de ejemplo, el consorcio público conocido como National Institutes of Health de Estados Unidos, no sólo provee información y educación en salud para profesionales y pacientes, también financia líneas de investigación a largo plazo, realiza eventos, edita publicaciones, forma especialistas clínicos e investigadores científicos, sino que además ha gestionado la formación y consolidación de centros de investigación de nivel mundial que buscan levantar conocimiento que responda a las necesidades de la población, otorgándoles independencia para brillar en el mundo de la ciencia de frontera de manera autónoma.

¿Se detienen estas actividades por las elecciones municipales, parlamentarias o por un cambio de signo de la figura presidencial? Difícilmente, porque se ha erigido una Muralla China entre las urgencias sectoriales o partidistas en pro de resguardar el equilibrio y el ritmo de las acciones sanitarias. Adicionalmente su director, un médico genetista, cuenta con un PhD, una década en el cargo y una historia profesional vinculada a la institución. Los presidentes Obama y Trump, desde sitiales políticos y estilos tan diferentes como es posible, lo han ratificado en su cargo.

Con esta estabilidad, sin lugar a dudas, ha ganado la salud de los ciudadanos y la generación de conocimiento científico aplicado que ha cambiado y seguirá cambiando el curso de la investigación a nivel mundial.  En el caso chileno, ante una ciencia local que lucha por mantenerse haciendo un trabajo de alta calidad a pesar de las incontables dificultades del entorno y un sistema público de salud que se ve interpelado a financiar terapias nuevas y costosas, optar por una orgánica sanitaria de mayor independencia y poder resolutivo se transforma en un imperativo ético.

Es más, al mirar nuestra historia tan dependiente de los recursos naturales, cualquier estrategia que promueva la investigación e innovación aparece como una urgencia para diversificar nuestra matriz productiva. Esto, como dijera un destacado científico local, “antes de que se nos agote el último átomo de cobre”.

Este desafío correrá por un carril independiente del sistema político e incluso económico que emerja del proceso constituyente. Lo respalda el hecho de que países con economías de mercado y socialdemócratas, presidencialistas, regímenes parlamentarios y monarquías constitucionales han visto la necesidad y las ganancias asociadas de una orgánica como la descrita, asistiendo a importantes mejoras en los indicadores sanitarios de sus pueblos y logrando generar un ambiente que favorezca la aparición de innovaciones, muchas de las que han sido promovidas orgullosamente por el mundo por los gobiernos de los países que las vieron nacer.

¿Queremos que los niños de comunas pobres y ricas aspiren a una vejez igual de sana? ¿Nos interesa que la niña que juega a la doctora o a la científica pueda ver materializados sus sueños sin impedimentos socioeconómicos o geográficos y sin tener que migrar al hemisferio norte? Con toda seguridad sí. No existen dos respuestas entre los profesionales de la educación o de la salud. Y entre quienes hemos estado vinculados al mundo público: Dudo que alguna lectura se aleje de la conclusión de que, así como la política monetaria, la judicatura, el ministerio público, la contraloría y la política internacional refuerzan la democracia cuando piensan, planifican, actúan bajo altos estándares técnicos, de manera independiente, pero transparente frente a la ciudadanía, un “Instituto Nacional de Salud”, o como se decida bautizarlo de concretarse, puede ser un pilar más para sostener y darle mayor eficiencia al sistema democrático en las próximas décadas.

Si los actores de hoy llegan a un acuerdo en salud que contemple esta posibilidad, podemos dar este paso, buscar una institucionalidad similar a los líderes sanitarios de la OCDE y pasar a la Salud Pública chilena a las grandes ligas de las políticas públicas. Esto implica una pérdida para algunos, ya que disminuirá la cantidad de cargos públicos que pueden ser usados como pago de favores. No obstante, parece un obstáculo menor ante una élite política y económica que ya han reconocido la necesidad de renunciar a sus privilegios. En la otra vereda, la de no innovar, está la opción de una salud que sigue estancada entre las presiones de la política partidista y los escasos recursos.

 

Publicación: U. de Santiago al Día

Columna:Dr. Tomás Labbé Atenas, Subdirectorde Investigación, Escuela de Medicina, Universidad de Santiago

 

Men's Sneaker Hub Online

Autor: 
eli.tiraferri
"Por el derecho a saber: Educación sexual en Chile. Brechas y oportunidades", es el título de la charla que prepara para mañana martes 3 de diciembre la Escuela de Obstetricia y Puericultura de la Universidad de Santiago, para conmemorar el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Además, a contar de hoy, se instalarán stands informativos, que contarán con consejería, testeo rápido de VIH y entrega de preservativos.

Este 1 de diciembre se conmemoró el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA y la Universidad de Santiago de Chile se suma a través de su Escuela de Obstetricia y Puericultura, que ha preparado una serie de actividades.

Hoy se instalarán stands informativos, que incluyen consejería y testeo rápido de VIH en el sector de la EAO, desde las 10 a las 16 horas. Este martes será en el sector de la Rectoría, de 11 a 13 horas.

Mañana también  en el Salón de Honor  se desarrollará la charla "Por el derecho a saber: Educación sexual en Chile. Brechas y oportunidades". En esta actividad participará el Colegio de Matronas y Matrones, Colegio de Profesores, Corporación Humanas, Círculo de Estudiantes Viviendo con VIH (CEVVIH), y Magíster en Salud Pública Usach.

La directora de la Escuela de Obstetricia y Puericultura, Marta Meza Espinoza, sostuvo que la idea surgió a raíz de las cifras alarmantes de personas con VIH en Chile, así como de la Ley 20.418, que explicita la necesidad de que la educación sexual sea obligatoria, pero que no se cumple.

"La educación sexual constituye uno de los pilares básicos que sustentan el ejercicio de los derechos en materia de salud sexual y reproductiva, por cuanto es un instrumento que potencia la autonomía de las personas y el desarrollo de una sexualidad plena ", explicó la matrona Meza.

Por otro lado, la directora de la Escuela de Obstetricia, sostuvo que educación y salud no pueden ir por separado, por lo tanto, se requiere trabajar junto a los profesores para apoyar en términos de conocimientos sobre sexualidad y afectividad.

"La Escuela entiende que la labor interdisciplinaria es fundamental en este momento, donde las brechas de desigualdad también consideran la educación sexual", puntualiza.

Por su parte, el académico y obstetra, Giuliano Duarte, invitó a la comunidad a sumarse a esta actividad, ya que en el contexto que se encuentra el país es necesario "que las comunidades realicen los cambios que requiere Chile".

En ese sentido, señaló que "desde la academia tenemos también un rol y una responsabilidad al respecto, sobre todo como Universidad estatal y pública con un reconocido sello social que permea todas sus disciplinas".

 

Autor: Carolina Reyes Salazar

Fotografía: Eli Tiraferri Baltra
 
 

Air Jordan XIII Slippers

Autor: 
eli.tiraferri
“Esto funciona mucho a la voluntad. Ese es el problema de la donación. Actualmente, estamos muy en pañales en ese aspecto, porque no está estandarizado”, sostiene la experta en gestión de calidad en salud y académica de la Universidad de Santiago, Marcela Baeza. Para la especialista, la norma técnica es demasiado amplia y no define obligaciones importantes ni establece los equipos quirúrgicos que deben intervenir.

En Chile, se pierde un 7% de los órganos para trasplante por problemas logísticos. Esa fue la cifra que evidenció el Ministro de Salud, Jaime Mañalich, tras el caso del joven que falleció en la Clínica Alemana de Temuco y cuyos órganos no pudieron ser donados, por demoras en la gestión del transporte aéreo para trasladarlos a Santiago.

Para la especialista en gestión de calidad en salud y académica de la Universidad de Santiago, Marcela Baeza, la situación revela desregulaciones en la materia. “El tema hoy solo queda en los aviones y traslados, pero hay uno mucho mayor: la política de donación de órganos en nuestro país, que no está tan regulada”, afirma.

La profesora de la Escuela de Enfermería de la Facultad de Ciencias Médicas de la Usach señala que aunque se cuenta con una norma técnica para efectuar el procuramiento de los órganos, que data de febrero de 2018, esta es bastante amplia y no define la obligación de que centros de salud cuenten con estas unidades, a cargo de enfermeros. “El procuramiento de órganos está estructurado de manera bastante básica a nivel hospitalario y bastante disminuido en el sector privado”, afirma.

Además, señala que la normativa tampoco establece los equipos quirúrgicos que deben intervenir. “Esto funciona mucho a la voluntad. Ese es el problema de la donación. Actualmente, estamos muy en pañales en ese aspecto, porque no está estandarizado”, afirma Baeza. “Muchas clínicas privadas en regiones no tienen unidades de procuramiento establecidas de acuerdo a la normativa”, insiste.

Para el ministro Mañalich, el 7% de los órganos que se pierde en Chile representa un porcentaje que “se compara relativamente bien con las cifras internacionales”. Sin embargo, y aunque  reconoce que este número es efectivo, Baeza señala que  “lo que opina me parece lamentable, porque tenemos una lista de espera de más de mil setecientos pacientes”.

De acuerdo al Minsal, el Instituto de Salud Pública determinó que los órganos que se perdieron el fin de semana eran susceptibles de ser recibidos en Santiago para un trasplante de pulmón y uno de hígado a dos pacientes que se encontraban en urgencia nacional, hospitalizados en dos clínicas de la capital. En Chile, hay 28 personas esperando por un trasplante de pulmón y 137, por uno de hígado.

 

Autor: Cristóbal Miranda Ríos

Fotografía: Internet

 

NIKE AIR MAX

Autor: 
eli.tiraferri
El equipo liderado por la Dra. Angélica Verdugo, salubrista y ex subsecretaria de redes asistenciales, presentó la carta de navegación para el diseño de la red en la que detalla la demanda asistencial, los recursos humanos y la oferta de infraestructura, equipamientos y vehículos de la red pública de salud.

A fines de 2017 el Servicio de Salud (SS) de Arica y Parinacota licitó el proyecto adjudicado por los académicos de la Facultad, quienes en calidad de consultores elaboraron el estudio que diagnostica los factores epidemiológicos y demográficos, que determinan  los resultados sanitarios de la región.

Durante siete meses el equipo liderado por la académica del Centro de Salud Pública, Angélica Verdugo, aplicaron la Guía Metodológica para Estudios de Red Asistencial Regionales, elaborada por la División de Inversiones de la Subsecretaría de Redes Asistenciales del MINSAL y que tiene por objetivo aportar al Servicio de la región, una visión actualizada de las condiciones de producción de servicios en la Red, los recursos humanos, gestión e infraestructura para entregar las prestaciones.

Al respecto, la académica señaló que “existe mucha  población flotante y migrante, además de que un 25% de la población es ndígena lo que  condiciona de forma negativa sus resultados de salud”. Sin embargo, agregó que “existe disposición de las autoridades en avanzar en el cierre de brechas sanitarias en la Región y las condiciones de financiamiento para esto, aportadas en un Convenio de Programación GORE- MINSAL”.

Por parte de las autoridades regionales el director (s) Cristián Quispe, manifestó que “el acceso a la salud de las personas que viven en las zonas más aisladas es un tema a resolver, especialmente, por el componente de pueblos originarios que tiene la población” y agregó, “las conclusiones que nos entregará la consultora serán muy importantes para poder respaldar las inversiones que se van a realizar en los ocho años del convenio de programación del Ministerio de Salud con el Gobierno Regional”.

La Dra. Verdugo señaló que “El estudio dimensiona la brecha sanitaria, relacionada con los factores productivos y de gestión, y propone soluciones que se plasman en el Rediseño de la red, proyectado al año 2030”.  Por ahora,  se está a la espera de la recpeción sin observaciones del informe definitivo.

Luego de esto, el Servicio de Salud de la Región dará a conocer el documento definitivo a la comunidad de Arica y Parinacota.

 

Sneaker Release Dates 2019

Autor: 
eli.tiraferri
El proyecto que contempló la ampliación y mejoramiento del Cesfam Juan Pablo II, pone al servicio de la comunidad un total de 20 nuevos box de atención, además de un auditorio, una sala de estimulación y 4 salas espejo.

A la ceremonia asistieron las máximas autoridades de la comuna, el gobierno y directivos del CESFAM, quienes agradecieron el compromiso con la salud pública. Al respecto Angie Carrasco, directora del centro de salud, expresó que “tenemos una construcción maravillosa que será de mucho beneficio para todos los profesionales que componemos la familia de este Centro y para los vecinos".

En nombre de la Facultad de Ciencias Médicas, el Dr. Pedro Yáñez, jefe de programa de la espcialidad de Medicina Familiar  señaló la importancia que tiene la ampliación del centro ya que "es aquí, en la atención primaria, donde se dan las grandes batallas contra las enfermedades. Las personas que aquí trabajan son héroes que trabajan de forma integral para resolver los problemas de salud de la población".

El Dr. Yáñez. agregó que la Atención Primaria es de primera importancia pues "la evidencia científica reconoce que cuando trabajamos en centros de salud como este, en que el equipo de profesionales es cercano a la población que atiende, necesariamente tenemos mejor salud”. Asimismo, señaló que los esfuerzos del municipio de San Bernardo en el mejoramiento de las instalaciones del Cesfam Juan Pablo II, que acoge a los becados de la especialización médica que brindan servicios a los vecinos de la comuna "es un ejemplo que va por la mejora en la calidad de la atención y la satisfacción de los usuarios".

En representación de la alcaldesa de San Bernardo, Gladys Osorio, directora de la Corporación Municipal de Educación y Salud de la comuna expresó su orgullo por la labor que realizan funcionarios y vecinos pues “aquí se percibe el trabajo en comunidad, y cuando se trabaja de esta forma se logra el desarrollo del territorio". La directora además, instó a los usuarios presentes a confiar en los profesionales del servicio ya que "con este gran aporte que ha hecho la U. de Santiago, todo será más fácil pues han traído consigo mayor y mejor calidad en la atención de ustedes".

Air Jordan

Autor: 
eli.tiraferri
El nuevo programa se enmarca en un convenio entre la U. de Santiago de Chile, el Hospital San José y la Clínica Pasteur. El acuerdo permitirá que este 2019 dos médicos cirujanos inicien su formación como oftalmólogos y al término de la especialidad se incorporen al Hospital de Ovalle y al Hospital San José.

La escasez de oftalmólogos en el sistema público es una realidad que a diario viven miles de chilenos, es por esto que en este contexto y con el objetivo principal de contribuir a disminuir la lista de espera de pacientes de esta especialidad, es que se crea este programa, en conjunto con el Hospital San José y Clínica Oftalmológica Pasteur.

“Estas dos nuevas y preciadas becas de oftalmología vendrán a contribuir con nuevos y jóvenes talentos a la enorme tarea país, de otorgar a nuestra población una atención oftalmológica digna, oportuna y de la más alta calidad científica y técnica", señaló el Dr. Germán González, presidente del Directorio de Clínica Pasteur, respecto a la firma de convenio entre ambas entidades.

Además, González agregó que “todas las instituciones participantes constituyen un buen efecto, de cómo la sinergia de las instituciones públicas de nuestro país unidas a la empresa privada, permiten desarrollar proyectos tan relevantes como este, en el ámbito de la formación de nuevos especialistas”.

A estas palabras se sumaron las del prorector de la Universidad Jorge Torres Ortega, quien expresó que: “este convenio constituye un hito en la salud chilena pues mediante vínculos como este es que queda de manifiesto la obligación que nos corresponde como Universidad, para/con la sociedad a la que nos debemos. Más aún, cuando comprendemos que la salud es parte primordial en la calidad de vida de todos los chilenos".

El inicio de esta nueva especialidad médica, en palabras de la Dra. Helia Molina, decana de la Facultad de Ciencias Médicas, “es un reflejo del compromiso que tiene esta institución pública de contribuir a la salud de los chilenos y disminuir las desigualdades que existen en esta materia, procurando el desarrollo de una sociedad más justa e igualitaria”.

Este 2019 son dos los médicos que inician su formación para luego cada año sumar otros dos nuevos becados, quienes realizarán su pasantía en el Hospital San José.

Cabe resaltar, que los becados destacados de cada generación, tendrán posibilidad de perfeccionarse en Moorfields Eye Hospital NHS, hospital público oftalmológico londinense que, con más de 200 años de existencia, referente mundial en Oftalmología. Esta institución, de renombrado prestigio, tiene un acuerdo de colaboración con Clínica Oftalmológica Pasteur para implementar su modelo de gestión clínica y de calidad, además de expandir en Chile en conjunto el modelo clínico, docente y asistencial del hospital europeo.

 

Fotografía: Marcos Avilés

Aprender a correr

Autor: 
eli.tiraferri
El seminario, organizado por la Facultad de Ciencias Médicas y que se enmarca en el proyecto Fondo Chile de Cooperación Internacional adjudicado por esta Unidad, ahondó en las diferentes experiencias en programas para adultos mayores, los avances, oportunidades y proyecciones en este tema de salud pública de suma relevancia para los países de Latinoamérica.

Tenemos que comenzar a hacer un cambio de switch cultural y mental. Llegar a la edad mayor, no quiere decir que ya somos unas personas discapacitadas totalmente, porque muchos estamos aún en nuestra época de mayor productividad debido a la experiencia acumulada. Sí, así como hablamos de los derechos de los niños, es tiempo de hablar de los derechos de los adultos mayores de la misma forma y con la misma energía, ya que se trata de una población que va en creciente aumento y tenemos que afrontar esta realidad de la mejor manera posible”, señaló el Dr. Gerardo de Cosío, representante de OPS/OMS en el marco del seminario de envejecimiento organizado por la Facultad de Ciencias Médicas.

 La actividad que se enmarcó en el  proyecto, financiado por el Fondo Chile, + Personas Mayores Autovalentes, en el que la Facultad de Ciencias Médicas y la Municipalidad de Recoleta trabajan en conjunto para mejorar las condiciones de los adultos mayores en el Muncipio de San José de Quito, Ecuador, reunió a diversas figuras quienes reflexionaron en torno al envejecimiento, sus experiencias y los desafíos  que hay en esta  materia a nivel latinoamericano y local.

En la inauguración la decana de Ciencias Médicas, Dra. Helia Molina expresó “Tenemos motivos para estar contentos y para tener esperanza que lo que estamos haciendo va a rendir frutos, no solo para nuestros adultos mayores en términos nacionales, sino que también, para servir como modelo de intervenciones que son basadas en evidencia y que hoy podrán ser evaluadas, lo cual de alguna u otra manera es un aporte concreto a la salud de la región de las américas”.

Además de Cosío, integraron el panel de expertos María Fernanda Pacheco,  presidenta del patronato de Municipal San José de Quito, Daniel Jadue, alcalde de Recoleta y María Eugenia Chadwick, directora de salud municipal de Recoleta.

En la jornada, la autoridad comunal compartió la experiencia del programa  para los adultos mayores que tiene la comuna, el que  a través de talleres entrega herramientas  a los participantes con el fin de que promuevan su autonomía trabajando en las áreas de motricidad, el área cognitiva y el área social.

El Alcalde Jadue, también se refirió a la importancia y el impacto que ha tenido la creación de la farmacia y la óptica popular. “ Son iniciativas muy bien valoradas por nuestros vecinos, pues sabemos que  la salud es un tema sensible para el país, y más aún para los adultos mayores”.

Chadwick,  por su parte, se refirió a la experiencia de la teleasistencia, programa de acompañamiento para adultos mayores que viven solos. Tal como explica la directora de Salud, la iniciativa tiene como objetivo brindar atención directa e inmediata a los adultos mayores por un equipo de profesionales  “Sin embargo, nos hemos dado cuenta desde la implementación de este dispositivo que son muchos los adultos mayores que llaman porque se sienten solos y necesitan conversar”.

Por su parte María Fernanda Pacheco, quien es presidenta del Patronato Municipal de San José de Quito habló de la experiencia del Municipio con los adultos mayores.

“Para desarrollar una ciudad y cubrir las brechas debemos generar igualdad de condiciones para todos sus habitantes, por eso luchamos por la no discriminación por edad, considerando que los adultos mayores son una fuente de experiencia, por lo tanto, la única manera de romper estigmas frente a su aporte, es generándoles no sólo oportunidades laborales, sino también, espacios de emprendimientos. Uno de los retos fue hacer emprendimientos intergeneracionales, para  que tanto adultos mayores y jóvenes, se dieran cuenta que cada uno tenía su área de conocimiento significativo. La experiencia fue muy bien evaluada. De hecho tres de estos proyectos fueron ganadores de un capital semilla.”

 

Por María Paz Lema

 

Nike Air Jordan

Autor: 
eli.tiraferri
“Más personas mayores autovalentes” es el nombre del proyecto dirigido por académicos de Salud Pública de la Facultad de Ciencias Médicas de Universidad de Santiago, que tiene por objetivo el traspaso de competencias a funcionarios del Municipio de Quito, Ecuador.

“Nuestra misión en Ecuador en esta primera etapa fue realizar  reuniones de coordinación entre los profesionales del equipo de Quito y de la Universidad de Santiago con el fin de poner en marcha el proyecto, detalló la Dra. Angélica Verdugo, encargada del programa.

Durante la visita ambas partes expusieron sus experiencias exitosas de trabajo con adultos mayores, que en el caso de Chile, corresponde a la desarrollada por el Municipio de Recoleta, socio estratégico del proyecto,  en que se dispuso un programa que aborda la estimulación cognitiva, física y social de los adultos mayores, vinculado al área de salud, a fin de que estos sean más autovalentes y continúen desarrollando su máximo potencial. 

En relación a lo anterior, la Dra. Verdugo señaló que "esta comuna ya cuenta con una experiencia bonita, exitosa y muy bien desarrollada en este mismo ámbito de estimulación de adultos mayores. Por ello, viajamos con este socio estratégico, de forma de recoger la experiencia y exponerla a la contraparte".

Tal como explica la doctora, por este motivo es que la experiencia en Chile con los adultos mayores de Recoleta fue necesaria adecuarla a la realidad de Ecuador. "El programa del Municipio de Quito esta fundamentalmente enfocado a actividades recreativas; talleres de manualidades, canto y folclore,  sin embargo no tienen un taller que vincule esas actividades con la salud”, explicó la académica.

La puesta en marcha

El programa que el equipo de la Facultad de Ciencias Médicas implementará en la capital de Ecuador, contempla la estimulación cognitiva,  a través de la ejecución de tareas específicas para la mantención del desarrollo intelectual del adulto mayor, físicas a través del fortalecimiento del cuerpo a fin de no perder la autovalencia e inserción general del adulto mayor en sus comunidades, a través de redes comunitarias, entendiendo que la soledad es uno de los mayores problemas que rodea el envejecimiento.

Del proceso formativo, que conforma la segunda etapa del proyecto, participarán 44 funcionarios del Patronato de San José, que trabajan en distintos centros de adulto mayor, ubicados en el territorio del Distrito Metropolitano de Quito. Algunos son profesionales como fisioterapeutas. Sin embargo,  muchos  de ellos son monitores que no tienen formación profesional, por lo tanto es muy importante fortalecer en estos últimos sus competencias"

Entre los organismos colaboradores, se encuentran la Embajada de Chile en Ecuador, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) con sede en Quito, y la Secretaría de Salud correspondiente al Municipio, quienes colaborarán en el proyecto incorporándose en las capacitaciones, participando en la formación de los equipos, cuyo inicio se produjo en enero de este año.

Respecto a la recepción del proyecto por parte de los participantes, la jefa de proyecto destacó el interés en el y entusiasmo de ellos, por iniciar la etapa formativa. La académica agregó que el programa se sumará a la parrilla de alternativas que el municipio ya desarrolla. “Los participantes podrán incorporar estas nuevas competencias y destrezas, que además son certificados por la Universidad de Santiago, dándoles un respaldo académico, lo cual es de gran valor para ellos”, relató la doctora Verdugo.

 

 

Air Jordan

Autor: 
maria.lema
La actividad, que se enmarcó en la celebración del vigésimo aniversario del Hospital Padre Hurtado, tuvo por objetivo plantear la visión de expertos sobre los desafíos y oportunidades para el sistema de salud. La decana de la unidad mayor, Dra. Helia Molina Milman, aseguró que “el sistema debe tener las características que permitan dar continuidad en el cuidado y mirar la promoción, prevención, curación y rehabilitación a consciencia de que lo que hacemos en una etapa de la vida afecta en las etapas siguientes del paciente".

El auditorio del Hospital Padre Hurtado de la comuna de San Ramón, reunió a la Dra. Molina, decana de la Facultad de Ciencias Médicas; a Francisco León, director de planificación institucional del Fondo Nacional de Salud (FONASA); y al Dr. Ricardo Ronco, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Desarrollo, en torno a nuevas propuestas para la salud pública de Chile.

En la oportunidad, la decana de la Facultad expuso los cambios en la demografía del país, que está caracterizada por el envejecimiento de la población y la prevalencia de enfermedades crónicas no transmisibles. "El sistema de salud actual está sobreexigido y demandado por el rápido avance epidemiológico. Debe hacerse cargo, actualmente, de una población que vive 20 años más que hace 30 años atrás, y que tiene a lo menos, a los 60 años, cuatro enfermedades crónicas no transmisibles", señaló la Dra. Molina.

La autoridad agregó que para mejorar el sistema debe “enfocar la salud pública bajo el concepto de transcurso de vida. El sistema de salud debe tener las características que permitan dar continuidad en el cuidado y mirar la promoción, prevención, curación y rehabilitación a consciencia de que lo que hacemos en una etapa de la vida afecta en las etapas siguientes del paciente. Aquí tenemos un desafío”.

Inequidad y salud

La decana también abordó la inequidad en el país, pues Chile lidera el ranking de la OCDE en esta materia. Referente a esto, señaló que "esta inequidad se traduce en diferentes problemas de salud". Ejemplo de ello son los resultados de la Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, citados en la oportunidad por la decana, que señala en sus resultados preliminares que el porcentaje de sospecha de hipertensión arterial es de un 57% en la población con 8 años o menos de estudio, en comparación a quienes poseen 12 años o más, que poseen un 25% y un 15%, respectivamente.

"Esta misma situación se repite con la diabetes y la obesidad, no hay ninguna enfermedad crónica, a excepción del factor de riesgo del tabaquismo, que haya disminuido en términos de prevalencia", expresó la decana. 

Para subsanar las actuales deficiencias, la máxima autoridad de la Facultad señaló que el sistema debe mudar a “uno integrado donde la base sea la atención primaria, pues, prácticamente, el 95% de las patologías que afectan a la población puede ser abordadas, diagnosticadas y tratadas allí, que cuenta con las características de oportunidad, calidad y cobertura necesaria.

 

 

Adidas Falcon

Autor: 
eli.tiraferri
El Centro de Salud Pública y la Carrera de Terapia Ocupacional de la Facultad de Ciencias Médicas, son los impulsores del proyecto financiado a través del Fondo Chile, de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el cual tiene por objetivo contribuir al fortalecimiento de la cooperación chilena con otros países.Particularmente en este caso, la iniciativa apunta a mejorar las condiciones de vida de los adultos mayores, a través de la actividad física, la estimulación cognitiva, (la sociabilidad) el fomento de redes comunitarias y la educación popular en salud.

Fueron un total de 100 los proyectos que se presentaron a este fondo, siendo el de la Universidad de Santiago seleccionado entre 10 principalmente por el aporte que significa  para los países de América Latina y el Caribe el tema del adulto mayor y el envejecimiento saludable. “Nos propusimos, desde el naciente Programa Centro de Salud Pública y la Carrera de Terapia Ocupacional de la Facultad, postular a este fondo concursable con el tema de mantención de autonomía y autovalencia en personas mayores, dado que existe un conocimiento acumulado en algunos profesionales de FACIMED, que nos pareció factible compartir y transferir, en este caso  a un Municipio Ecuatoriano”, señaló la Dra Angélica Verdugo, académica de la Facultad  y coordinadora del proyecto.

El proyecto está orientado a mejorar las condiciones de autovalencia y autonomía en adultos mayores, trabajando de manera conjunta con los equipos ejecutores en la elaboración de estrategias territoriales, priorizadas por el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito. El socio estratégico en Quito será el Patronato San José, entidad municipal a cargo de los Programas Sociales, y en Chile el Departamento de Salud de la Municipalidad de Recoleta, que tal como declaró la coordinadora “ha tenido una implementación muy exitosa del mismo programa en su territorio”.

Alrededor de 700 personas serán las beneficiadas en forma directa, entre las que se encuentran profesionales y funcionarios ejecutores, adultos mayores y líderes comunitarios capacitados. Tal como señaló la Dra. Verdugo, se trabajará por medio de estrategias preventivas y promocionarles, con enfoque comunitario, para lo cual, un equipo de profesionales de la  Facultad (la escuela de Terapia Ocupacional) en conjunto con profesionales de la salud del Municipio de Recoleta, “compartirán metodologías,  herramientas  y estrategias  con los equipos de salud  de Ecuador para el fomento de la autovalencia y autonomía de las personas mayores, mientras que con los participantes del programa se espera mejorar y o mantener la condición funcional por medio de la estimulación física, cognitiva y el fortalecimiento de las redes de apoyo local”.

Cabe destacar, además del trabajo colaborativo y conjunto, se proveerá de un soporte e-learning para generar acompañamiento durante el proceso, que se extenderá por 18 meses iniciando en diciembre de este año.

 
 
Redacción: María Paz Lema y Eli Tiraferri
 

Gifts for Runners

Autor: 
eli.tiraferri

Páginas

Subscribe to RSS - salud pública