salud pública

La Facultad de Ciencias Médicas, en colaboración con la Facultad de Humanidades, el Instituto de Estudios Avanzados (IDEA) y FLACSO, desarrollaron un curso a distancia para los funcionarios de las SEREMIS del Ministerio de Salud de todo el país, con el objetivo de incorporar de forma íntegra a las comunidades indígenas y migrantes al sistema de salud.

El curso que comenzó a fines de septiembre, ya cuenta con más de 100 alumnos inscritos, todos profesionales de la salud que trabajan en el nivel central del Ministerio de Salud y en las Autoridades Sanitarias de cada región del país.

Esta capacitación en formato e-learning, entregará documentos de apoyo, clases grabadas, videoconferencias y foros temáticos, repartidos en tres módulos en que se desarrollará, en primer lugar, los contenidos generales de derechos humanos y salud, para luego abordar a los derechos humanos de la población indígena y migrantes, finalizando con presentaciones de los trabajos de investigación de los propios alumnos quienes deberán aplicar los conocimientos aprendidos en el territorio en el cual desempeñan sus labores.

La videoconferencia inaugural, Derecho a la Salud una mirada desde el pueblo Mapuche", fue dictada por la Dra. Elisa Loncon Antileo, académica del Departamento de Educación de la Facultad de Humanidades del Plantel, quien cuenta con una amplia experiencia en investigaciones con temáticas relacionadas con el mapudungun, la interculturalidad y la lingüística. La charla realizada en el Salón Azúl del Minsal, explicó la cosmovisión y cosmogonía mapuche, ahondando en la mitología y el saber ancestral de los pueblos originarios, además de su interpretación de las enfermedades. 

Desde la Facultad, el Dr. Tito Pizarro y coordinador del curso, señaló que este tipo de requerimientos por parto del Ministerio son positivos pues “existen pocas oportunidades en donde la comunidad del Ministerio de Salud reflexione sobre temas tan profundos estos y el cómo es posible rescatar un circulo virtuoso entre derecho a la salud y derechos humanos”.

 
Autor: 
eli.tiraferri
La Dra. Helia Molina forma parte del equipo externo como asesora técnica del Foro Regional "Salud Universal en el Siglo XXI: 40 años de Alma-Ata", iniciativa que pretende crear espacios de reflexión y analizar los desafíos de los actuales sistemas de salud de los países de América. “Como decana de la Facultad de Ciencias Médicas de la U. de Santiago, asesoro desde el ámbito académico, como experta en Atención Primaria y Salud Pública”. Este foro constituido en Quito (Ecuador) los días 11 y 12 de diciembre del 2017 por la Organización Panamericana de Salud estará vigente hasta diciembre del 2019.

En 1978 en Kazajistán, se realizó la Conferencia Internacional sobre Atención Primaria de Salud Almá-Atá. La ponencia ideada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de Salud (OPS) y Unicef, tuvo por objetivo sentar las bases para la construcción de un nuevo sistema de salud que permitiera el ejercicio pleno del derecho a la salud. A 40 años de este hito, y con muchos desafíos inconclusos, la OPS ha decidido evaluar y reconocer las lecciones aprendidas del pasado para establecer un nuevo plan futuro.

Al respecto, la máxima autoridad de la Facultad de Ciencias Médicas, Dra. Helia Molina Milman, expresó que "en 40 años el mundo cambió, ejemplo de ello es que la tecnología digital no existía. Hoy las personas tienen otras expectativas y tienen más consciencia de sus derechos. En esta línea, las instituciones de Naciones Unidas hicieron una inflexión y dijeron, ¿cómo vamos a seguir nosotros? Si bien muchos objetivos se cumplieron, otros aún no. Por ello es necesario realizar un buen análisis".

Para ejecutar un análisis integral, la decana explicó que “la Organización Panamericana de la Salud formó una Comisión con gente externa, como ex ministros de salud, en general, grandes expertos de esta área. Le pidieron a la ex Presidenta Bachelet que sea la directora y a mí que sea la asesora técnica. Como decana de la Facultad de Ciencias Médicas de la U. de Santiago, asesoro desde el ámbito académico, como experta en Atención Primaria y Salud Pública”.

La Comisión ha establecido grupos temáticos de discusión, con el objetivo de ofrecer insumos para la elaboración del informe final, así también como para estructurar los debates nacionales y subregionales que tendrá lugar en las Américas. “Los grupos de trabajo se formaron para poder desarrollar los ejes fundamentales de la atención primaria, que son modelos de atención, modelo institucional, financiamiento, recursos humanos y protección social”, explicó la decana.

El Foro Regional “Salud Universal en el siglo XXI: 40 años de Alma-Ata” se constituyó en Quito (Ecuador) los días 11 y 12 de diciembre del 2017, y estará vigente hasta diciembre del 2019. Desde esa fecha se han ejecutado dos reuniones, en abril y agosto de este año, en las que ha participado la Dra. Molina. De la última reunión, la decana relató que en esta junta se trabajó a cabalidad los principales puntos de acuerdo y de controversia. “Existen visiones políticas y planteamientos distintos de cómo vemos la salud, si se debe privatizar, de visualizarla como un derecho. Por lo tanto, el Estado debe ser garante o si debe ser per cápita, si es necesario doblar el financiamiento, etc. Temas controvertidos, que se tratan en todos los países y nosotros como país tenemos una gran experiencia en la Atención Primaria”.

La próxima reunión de la Comisión se realizará el 20 y 21 de septiembre, misma fecha en que se ejecuta el Consejo de Ministros de Salud, momento en el cual se presentará el primer borrador del documento oficial, elaborado por la Dra. Helia Molina y el cientísta político Javier Altamirano.

Autor: 
eli.tiraferri
La Dra. Helia Molina Milman fue invitada, como experta en área, al Congreso organizado por la Asociación Brasileña de Salud Pública (ABRASCO). La agrupación, brinda apoyo a personas e instituciones en la investigación, la cooperación y la prestación de servicios en Salud Pública con el objetivo de fortalecer la producción de conocimiento y perfeccionar la formulación de políticas de salud.

La máxima autoridad de la Facultad de Ciencias Médicas, fue invitada a exponer sobre los Servicios de Salud en Chile, en el marco de la agenda 2030. Este plan de acción, tiene entre sus metas el reducir a un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles (cardiovasculares, cáncer, diabetes o enfermedades respiratorias crónicas) mediante la prevención, el tratamiento y la promisión de la salud mental y el bienestar general.

El congreso, realizado entre los días 27 y 29 de julio, tuvo como sede la Fundación FIOCRUZ, institución con 100 años de vida, dónde se han consagrado los principales logros científicos de Brasil. 

Los cambios en la Salud

La Decana de la Facultad, expuso cómo debieran ser los Sistemas y Servicios de Salud en este nuevo contexto social en que las personas, las patologías y la salud han cambiado. "Tenemos que adecuar la oferta de servicio a distintas determinantes, no solo a la demanda sino a qué tipo de demanda, que no es la misma de hace 30 o 10 años". 

Los días en que como sociedad nos preocupaba el sarampión, la viruela o la hepatitis pasaron. Por lo que, los sistemas, deben adecuarse a los nuevos desafíos en salud. La Dra. Molina explicó que "el mundo ha pasado por una transición demográfica y epidemiológica. Hoy las personas viven 20 años más que en los 80', pero tenemos un aumento en las enfermedades crónicas como: diabetes, hipertensión o el VIH/SIDA. Nuevas necesidades a las que se debe responder”. 

En esta misma línea explica que, actualmente, se persigue la salud universal, de calidad y oportuna para todos y todas, sin dejar que influya en ello el poder adquisitivo. Por tanto, “el Estado ya no debe ser asistencialista sino un garante de este derecho. Y se hace necesario hacer el cambio a un Sistema de Redes Integradas”, precisó la decana.

Sistemas de Redes Integradas

Para dar paso a este nuevo sistema, la Dra. señaló que “se requiere una base importante de salud a nivel local, lo que es hoy la Atención Primaria, pero una de calidad, oportuna y resolutiva. Que tenga médicos especialistas en el modelo de salud familiar, y que se realice gestión diagnóstica y terapéutica para evitar al máximo la llegada a los niveles de mayor complejidad. Asimismo, los niveles de mayor complejidad, deben trabajar en red con la Atención Primaria, al igual que el nivel secundario y terciario. Que sea integrado. Esto hará que disminuyan los costos, mejore la calidad y la percepción de los usuarios”. 

Nuevos indicadores 

A nivel nacional, la decana señala que se está trabajando hace años en ésta transición, y que, a nivel de América Latina, poseemos los mejores indicadores. Aunque estos, para ella, deben cambiar. 

Actualmente, se mide por la mortalidad (materna, neonatal, por accidente, adolescente, expectativa de vida, etc.). Bajo ésta lógica, Chile está entre los primeros lugares pues nuestras cifras son bajas. Tenemos la mortalidad materna más baja y segundo en mortalidad infantil con una cifra de 7 muertes por de cada 1000 nacidos vivos. “Tenemos excelentes indicadores de cobertura de vacunas, de control del embarazo, parto atendido profesionalmente. Ahora, con el cambio de perfil epidemiológico hacia las enfermedades crónicas, lo más probable, es que se instauren nuevos indicadores para comparar. De mayor complejidad, porque hoy estar vivo no asegura que tú estés bien". 

En este sentido, la máxima autoridad de la Facultad, señaló que antes las enfermedades eran agudas. "Te daba la peste cristal, sarampión, difteria, viruela, pero esas enfermedades tenían dos resultados: morías o mejorabas. Entonces todos los Servicios de Salud se orientaron hacia eso. A los factores que desencadenaban la enfermedad. Hoy tenemos otras epidemiologías”.

La triada: Agente, Huésped, Ambiente

La triada ecológica es uno de los modelos tradicionales, desarrollados por los científicos, para estudiar condiciones relacionadas a la salud y que constaba de tres protagonistas claves: 1) el agente, que causa la enfermedad, como una bacteria o virus. 2) El huésped, quien contraer la enfermedad. 3) El ambiente, que se refiere a todos los factores ambientales que afectan tanto a los agentes como a los huéspedes y pueden incrementar o disminuir la posibilidad de contraer la enfermedad.

"Hoy el agente infeccioso puede no estar. Antes la salud se avocaba a tratar de evitar que el agente llegara al huésped, entonces se vacunaba, se mejoraba el aseo, el lavarse las manos. Si aun así llegaba el agente, se preocupaba de cómo eliminarlo, por ello se crearon los antibióticos. Después si miró el ambiente, ¿de dónde provienen? de un ambiente contaminado, entonces se crea un sistema de agua potable, el alcantarillado. Era complejo. Pero hoy, las causas de las enfermedades son múltiples, no hay un ciclo para cortar”. Frente a esto, los países y los Sistema de Salud deben actualizarse y cambiar. “No lo hemos hecho lo suficientemente rápido, pese a que Chile hace ya varios años en ese cambio", declaró la decana.

Aún existe mucho camino por recorrer, la Dra. Molina afirma que existen cambios sustantivos. Reflejo de ello es el AUGE, que cubre todas las enfermedades crónicas, incluido el cáncer. Sin embargo, “los Servicios no dan el ancho. Aún hay una desarmonía entre los tiempos y la reacción, y eso explica gran parte de los problemas que tenemos en el Sistema de Salud."

Finalmente, respecto a la invitación, la Dra. expresó que "fue una experiencia interesante, y un gusto que la U. de Santiago hubiera podido estar ahí". Además, resaltó el interés de la Fundación en generar un convenio de apoyo recíproco con la U. de Santiago, tras su participación. 

 
 
Autor: 
eli.tiraferri
El Grupo de investigación interdisciplinaria es integrado por la Socióloga y académica de la Facultad de Ciencias Médicas del Plantel, Andrea Lizama, quien rescata el valor de un grupo que integre distintas miradas para avanzar en Salud. “En la Facultad hemos conformado un equipo de investigación que tendrá como norte potenciar la reflexión en torno al marco epistemológico desde el cual se construye la investigación en salud”, asegura. En la ocasión, la Ministra de Salud, Dr. Carmen Castillo destacó los avances en materia de infraestructura en la Atención Primaria.

Con un llamado a seguir trabajando en los desafíos pendientes en salud y, al mismo tiempo, destacando los avances en materia de infraestructura en la Atención Primaria,  la Ministra de Salud, Dr. Carmen Castillo inauguró  el IV Congreso “Salud en todas: enfrentando un modelo en crisis”

La Ministra añade que se necesitan miradas diversas  que permitan la participación de todos en el mejoramiento de nuestro sistema de salud. “Bienvenida la crítica constructiva, bienvenidos los aportes desde la academia  para enriquecer las políticas públicas de salud y, por supuesto, beneficiar a la población”.

Para la Socióloga y académica de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago  Andrea Lizama, un grupo que integre distintas miradas es clave para avanzar en Salud. “En la Facultad hemos conformado un equipo de investigación interdisciplinario que tendrá como norte potenciar la reflexión en torno al marco epistemológico desde el cual se construye la investigación en salud”.

En la ponencia principal del Congreso, a cargo de María Inés  Jara, académica de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, se abordó la crisis que vive el paradigma positivista biomédico que impera en este momento el campo de la  investigación. “El modelo positivista, dentro del cual se enmarca  gran parte de la investigación en salud pública, imposibilita la mirada del sujeto y coloca   el cuerpo solo como estructura física mecanizada, que hace desaparecer el sujeto de la investigación”.

En ese mismo sentido la investigadora de  la Pontificia Universidad Javeriana destaca que “la emancipación de los supuestos  científicos se dará cuando la salud deje de ser un valor de uso propio de la modernidad,  para enfocarse en lo colectivo; es decir, la búsqueda incesante de la justicia sanitaria. Así se debiera definir la salud pública”.

El Dr. Andrés Garrido, docente e integrantes del equipo de investigación  de la Facultad de Ciencias Médicas que asistió al Congreso señaló: “Resulta claro que la investigación en salud pública neutral, no es posible. No existe investigación científica sin consideraciones éticas o políticas, esto es,  sin tomar posición respecto a  sus impactos, tanto en el proceso de investigación como en sus conclusiones”.

El congreso que se realizó en la Universidad Católica del Norte de  Coquimbo, los días 1 y 2 de diciembre  fue organizado gracias al esfuerzo conjunto de la Red de Instituciones  Formadoras en Salud Pública, Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, Sociedad Chilena de Epidemiologia y la Sociedad Chilena de Salubridad.

Autor: 
claudia.droguett
Subscribe to RSS - salud pública