Pedagogía en Educación Física

Culminó el mundial de deporte universitario de Nápoles 2019, donde la Universidad de Santiago de Chile tuvo representantes que realizaron una destacada participación. Es el caso del estudiante de cuarto año de Pedagogía en Educación Física, Leonardo Castillo Herrera, quien junto a la delegación de voleibol nacional, se quedaron dentro de los top 15.

Entre el 3 y el 14 de julio se realizaron las XXX Universiada de Verano Nápoles 2019, torneo que reunió a los y las mejores deportistas de instituciones de educación superior de todo el mundo.

En la delegación nacional destacaron dos estudiantes de la Universidad de Santiago de Chile: el tenimesista Sebastián Román Aravena y el voleibolista Leonardo Castillo Herrera.

Para el seleccionado de voleibol y estudiante de cuarto año de la carrera de Pedagogía en Educación Física, fue la primera vez representando a nuestra Casa de Estudios en un mundial universitario.

En Nápoles, el equipo chileno jugó en el Grupo A, junto a República Checa, Hong Kong, Ucrania y China. La selección nacional ganó uno de los tres duelos, tras lo cual se quedó en la zona que peleó por los puestos 9 a 16.

En esta fase nuestro país fue derrotado por Brasil en cuatro sets, pero luego venció a Estados Unidos, alcanzando el derecho de disputar el duelo por los lugares 13 y 14. Finalmente cayó contra Ucrania y quedó dentro de los 14 mejores.

“Fue una experiencia maravillosa. Conocí deportistas de otras culturas y eso es increíble. Para mí fue un sueño representar al país y a mi Universidad en un evento mundial”, señaló Castillo.

Asimismo agregó que “con esfuerzo y sacrificio pude cumplir esta meta. Junto con defender la camiseta de Chile, también estaba defendiendo los colores de la Universidad de Santiago”.  

Cabe recordar que Chile estuvo presente en las disciplinas de atletismo, judo, natación, taekwondo, tenis de mesa, en mujeres y hombres, además del vóleibol masculino. A ellos se suma la selección nacional de esgrima, que solicitó participar del evento.

 

Autor: Carolina Reyes Salazar

Fotografía: Cedida

U. de Santiago al Día

Autor: 
eli.tiraferri
A través de una conferencia de prensa los máximos representantes del Colegio de Profesores, el Consejo Nacional de Educación Física (CANEF) y la Facultad de Ciencias Médicas emplazaron a las autoridades y, específicamente al Presidente Sebastián Piñera, a revertir el Acuerdo 57/2019, adoptado por el Consejo Nacional de Educación CNDE, que deja a la Educación Física en el Plan Electivo, junto a Historia, Arte y Religión.

La Dra. Helia Molina Milman, decana de la Facultad expresó su rechazo a la medida. "Es tremendamente dañina para la población, sobre todo, cuando nos estamos transformando en uno de los países de América Latina con mayor obesidad y sedentarismo".

En este sentido, la doctora cuestionó la decisión del gobierno y agregó que "estamos llenos de títulos como 'Elige Vivir Sano' o 'Elige Vivir Sin Drogas'. ¿Cómo va a decidir la gente un estilo de vida saludable? si las políticas públicas, justamente, atentan contra poder tomar decisiones positivas respecto al ejercicio".

Mario Aguilar, presidente del Colegio de Profesores de Chile, expresó que para el gremio esta decisión es una aberración ya que, "el ejercicio físico produce integración social. Cuando tenemos niños que entran con una pistola a disparar a sus compañeros, como ocurrió hace unos días en Puerto Montt, tenemos que pensar en qué educación estamos teniendo. En una educación que solo compite y que quiere resultados en determinadas áreas del aprendizaje es un tremendo error".

Además Aguilar, reiteró el llamado a paralizar a todos los profesores  y reiteró el llamado a Piñera a dejar sin efecto la medida. "Nosotros le pedimos al Presidente de la República que, por el bien de nuestros jóvenes, deje sin efecto este decreto, él tiene esa facultad. Por lo tanto, repensemos. Le haría un gran bien al país.

Por su parte el presidente la Comisión Académica Nacional de Eduación Física (CANEF), Luis Valenzuela,  relató que actualmente 11 mil estudiantes de educación física, en todo el país, "están en un estado de inseguridad por no saber qué va a pasar con su profesión" y agregó que "En 2017 estaba la Educación Física dentro del plan de estudios. Fuimos engañados todos los profesores de Educación Física que fuimos consultados".

Cuando las cifras indican que el 74% de la población chilena sufre de obsesidad y sobrepeso, la medida que será implementada por el ejecutivo en 2020, resulta paradojal y ha causado revuelo desde diversos sectores, debido a los diversos estudios que sustentan que la práctica regular de actividad física, incide en la disminución de enfermedades crónicas, en un mejor estado físico y salud mental.

Por ahora,  los diferentes sectores que se oponen a la medida, solo pueden esperar la respuesta del ejecutivo a su emplazamiento.

 

 

 
Autor: 
eli.tiraferri
Próximo a recibir a los pares evaluadores, el Jefe de Carrera de Pedagogía en Educación Física el profesor Andrés Moreno, se refiere al proceso de autoevaluación que ha vivido los últimos meses, conducente a una nueva acreditación.

La Acreditación es el mecanismo con el cual el Estado otorga una certificación pública sobre la calidad de la educación que imparten las Instituciones de Educación Superior (Ley 20.129). Esta puede darse en dos niveles: el institucional y pregrado. En esta última modalidad, se establece que las carreras de Medicina, Odontología y las Pedagogías tienen que obligatoriamente acreditarse. De lo contrario, quienes egresen no podrán desempeñarse en el sistema público de salud y educación.

El proceso de acreditación de carreras y programas, certifica la calidad en función de sus propósitos declarados y de los criterios establecidos por las respectivas comunidades académicas y profesionales en un proceso de autoevaluación, el cual está definido por la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), que evalúa aspectos curriculares, condiciones de operación y de autorregulación, esta última incluye la evolución de indicadores, avances en relación al proceso de acreditación anterior, capacidad de diagnóstico y mejoramiento continuo de la carrera.

El académico Andrés Moreno, Jefe de Carrera de Pedagogía en Educación Física, ha sido el encargado de guiar este nuevo proceso de autoevaluación.

¿Cuántas veces se ha acreditado la carrera de Pedagogía en Educación Física?

Estamos en un nuevo proceso de acreditación, el cual corresponde a una tercera versión. 

La primera vez que nos acreditamos fue el 2010, donde obtuvimos 3 años. Todas las observaciones que nos hicieron ese año, un gran porcentaje de ellas se resolvió.

Progresivamente nos propusimos ir mejorando, en cosas como por ejemplo los puntajes de ingreso. Hoy podemos decir que estamos en el primer lugar de las carreras de pedagogía en educación física del país, con 750.70 puntos el primer ingresado. No se trata de un estudiante, sino que de un grupo que está por sobre los 717 y que deciden entrar a estudiar Pedagogía en Educación Física. Algo inédito en carreras de esta naturaleza. Nuestro puntaje de corte estuvo en los 636.3, que también es muy alto respecto de los puntajes obtenidos en el resto de las carreras de Educación Física, que son 32 a lo largo de Chile. 

¿Por cuántos años se acreditaron la última vez?

En el año 2012, logramos acreditar la carrera por 5 años, los cuales concluyen a fines de 2018.

Actualmente, ¿en qué etapa se encuentran del proceso de acreditación?

 En estos momentos logramos entregar a la Dirección de Calidad y Acreditación (DCA) el Informe de Autoevaluación, visado por la Prorrectoría y subida a la página de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) a fines de mayo, cumpliendo los plazos establecidos. Ya nos llegó la nómina de los pares acreditadores, la cual aceptamos, y la fecha de visita de los pares que es a fines de agosto.

¿Cuáles son las expectativas que tiene de este nuevo proceso?

Las expectativas nuestras es que, al menos, se mantengan los cinco años o pensando positivamente, incrementarlos.  El proceso de acreditación actual, es mucho más riguroso dado que está a cargo de la Comisión Nacional de Acreditación.(CNA). Sin embargo, cumplimos con todo, es un buen documento y eso nos deja tranquilos.

¿Cómo fue el trabajo con los egresados de Pedagogía en Educación Física en el proceso de autoevaluación?

Acudieron a nuestro llamado, así como también los empleadores, con una cantidad que sobrepasó lo exigido por la comisión.

En general, lo que opinan va de la mano con la huella que queremos dejar. Que la formación que reciben nuestros(as) estudiantes(as) es de buena calidad, lo que se refleja en la empleabilidad que tienen nuestros jóvenes, quienes muchas veces no alcanzan a egresar de la Universidad y ya tienen ofertas laborales. Por lo tanto, habla muy bien desde el punto de vista de la formación que se entrega, lo que es comprendido por  los empleadores.

¿Cuáles han sido los avances más notorios que ha tenido la carrera en este proceso de acreditación?

Hemos posicionado a esta Pedagogía, tradicionalmente concebida como una carrera sin un mayor valor social, en una carrera de prestigio orientada a promover hábitos y calidad de vida saludable, y de gran influencia social, por la vinculación que se tiene con el medio.

Nosotros no solo respondemos a las políticas emanadas del  Ministerio de Educación, sino también a las direccionadas por el Ministerio de Salud, Ministerio del Deporte y Ministerio del Medio Ambiente,  y en general a las campañas surgidas de otros organismos del Estado, como Municipios. Asimismo, nos alineamos a los desafíos que demanda la sociedad la inclusión e integración, a través del fomento de la calidad de vida de la población, la promoción de la actividad física y la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles.

En investigación, tenemos una gran cantidad de profesionales que, actualmente, generan el 10% de las investigaciones a nivel institucional y el primero en la Facultad de Ciencias Médicas.  Son logros que nos llenan de orgullo.

Prácticamente un 100% de nuestros(as) egresados(as) está trabajando. En el caso de nuestros estudiantes, los niveles de deserción son bajos, y el grado de satisfacción es bueno. 

¿Qué desafíos han asumido como carrera al estar inserta dentro de una Facultad de Ciencias Médicas? 

Estar adscrito a la Facultad es un valor agregado para nuestra carrera, pues es la única a nivel nacional que está dentro de una Facultad de Ciencias Médicas. Esto se condice con la malla curricular que tenemos. De hecho, los resultados de la Prueba de Evaluación Nacional Diagnóstica, apunta a que los resultados en el área de las ciencias biológicas y la salud, son muy buenos de parte de nuestros alumnos.  Nuestra debilidad está en la parte pedagógica porque tenemos una malla común con otras dos carreras de nuestra Escuela, que las tensiona. 

Para subsanar este inconveniente, se ha procedido a un Rediseño Curricular, el cual está en su etapa final, con lo cual entramos a corregir esta debilidad. En vez de que las asignaturas pedagógicas actuales estén ubicadas en cuarto y quinto año, ahora estarán durante toda la trayectoria formativa.  Se espera que la oferta de admisión para el año 2019, considere este nuevo Plan de Estudio y su respectiva Malla Curricular.

¿Cómo se gestó el rediseño curricular de la malla?

El 2015 nos auto-convocamos para desarrollar de manera voluntaria, una evaluación interna al plan de estudio. Actualmente, ya se dispone de nuestro Perfil de Egreso y de las líneas formativas de aprendizajes, por lo tanto, se tiene previsto que en el mes de septiembre esté concluido este proceso de rediseño curricular.

¿Cuáles son las mejoras sustantivas que se han hecho a la malla?

La formación pedagógica es lo más notorio. Actualmente compartimos un plan común, los tres primeros años de formación, con las carreras de Terapia en Actividad Física y Salud, y de Entrenador Deportivo. Hoy la carrera tiene que responder a los nuevos estándares de calidad de la educación, a las nuevas políticas y procesos de evaluación docente, es por ello que hemos decidido ubicar las asignaturas pedagógicas a lo largo de toda la trayectoria formativa.

En este sentido, se mantienen las Prácticas Iniciales tempranas con experiencias en Jardín Infantil a partir del segundo año de la carrera, Escuelas Deportivas, Práctica en Actividad con Sobrecarga, Práctica extra-escolar, y la Práctica Profesional en quinto año. Es decir, tenemos siete semestres de prácticas, esperando que todas las asignaturas tributen en cada una de las prácticas, que haya una correlación entre la teoría y el ejercicio.

Nos hemos propuesto reforzar e incentivar la investigación en nuestros alumnos, por lo que ahora la asignatura de Metodología de la Investigación se ofrecerá a partir del 2do año, lo que además le otorga sustento académico al Grado de Licenciado en Ciencias de la Actividad Física que se otorga en 4to año de la carrera. 

Para reforzar las áreas pedagógicas y de metodología de la investigación, se contempla incorporar dos actividades transversales en el curso del desarrollo de la malla curricular.  Estas son:  Reflexión de la Práctica Docente y Reflexión del desarrollo de la Investigación.

Además, como política de nuestra Universidad para todas las Pedagogías, se ha incorporado un profesional media jornada en el rol de Vinculación con la Escuela. También está en vías de incorporarse un Coordinador de Asignaturas, como ocurre en otras Facultades, quien le hará seguimiento a todas las asignaturas para garantizar que éstas sean desarrolladas integralmente.

Son compromisos de gran envergadura que vamos a cumplir. Está la decisión y la determinación para ello.

¿Cuál es el sello de la carrera de Pedagogía en Educación Física?

Tenemos un perfil de egreso moderno e integral. No competimos con nadie más que con nosotros mismos, pues nuestro compromiso está con nuestra Universidad, con nuestros estudiantes, sus familias  y con nuestra formación. 

 
 
Autor: 
eli.tiraferri
Luis Espinoza Boisier (27), Profesor de Estado en Educación Física de la Universidad de Santiago de Chile, actualmente se desempeña como Inspector General del Liceo Experimental Artístico, entidad que es administrada por nuestra Casa de Estudios. Ahí, el profesional ha podido seguir fortaleciendo el sello y espíritu moldeado en el plantel, ampliando su desarrollo y competencias laborales hacia áreas de gestión educacional.

Fanático del fútbol, con pasos como cadete en Colo Colo y Santiago Morning, Luis Espinoza es un apasionado por el deporte, disciplina que ha sabido combinar con éxito junto a su vocación por la Pedagogía.

Ingresó al plantel el año 2012 a la carrera de Pedagogía en Educación Física, donde le convalidaron algunos ramos producto de sus estudios previos como Técnico en Deportes en el Instituto Tecnológico de Chile.

En la Universidad, señala que “hay un sinnúmero de cosas que te llaman la atención y por algo la institución es tan querida y amada. Yo tengo que decirlo, yo la considero como ‘la gloriosa’. Es súper importante, porque el perfil del alumno que sale de acá es muy aguerrido, muy luchador, que busca sus ideales y los trata de conseguir de la mejor forma posible”.

De su carrera en particular, destaca la posibilidad de realizar prácticas laborales desde el segundo año de la carrera. Como experiencia pedagógica lo considera clave, ya que “es donde nos vamos a desenvolver profesionalmente”.

Futbolista polifuncional

Oriundo de la comuna de la Granja, el profesional titulado como Profesor de Estado en Educación Física el año 2017, recuerda con orgullo su participación como seleccionado de fútbol representando a la Corporación, donde incluso llegó a ejercer como capitán.

En el equipo, terminó jugando como defensa central, alternando en algunas oportunidades como volante de contención.

Rememora que en la prueba para ingresar al equipo no se extendió por más de cinco minutos, siendo invitado a integrarse al entrenamiento con los jugadores titulares. “Hicimos la mini pretemporada en marzo para los campeonatos y nunca más salí del equipo titular”.

Sin duda, su experiencia en Colo Colo y Santiago Morning, donde ejerció como cadete, le permitió transformarse en un referente del equipo.

Uno de los hitos que recuerda con cariño es su participación en campeonatos nacionales a nivel universitario, destacando el tercer lugar del año 2014 en la comuna de San Joaquín, venciendo por 2-0 a la Universidad Arturo Prat. “Son experiencias bonitas que te da la vida. La formación y pertenecer a esta Casa de Estudios te brida la posibilidad de poder viajar, salir de Santiago y conocer otras ciudades”.

Entre las anécdotas de su paso por la Universidad, también destaca el campeonato de futbol generalizado por carreras, donde la Escuela Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud (Eciades) logró el tricampeonato de fútbol.

Recuerda que en su primera participación quedaron eliminados en primera ronda, en la segunda llegaron a semifinales y en la tercera salieron campeones. “Se habrán alineados los planetas, pero ganamos el primero campeonato, el segundo y salimos tricampeones: nos llevamos la copa”, afirma aún emocionado.

Rol como Inspector General

El año 2016, Luis recibió un llamado de la UTEM para tomar el cargo del Futbol Femenino y Futsal Masculino, poniendo en práctica también lo aprendido con su formación técnica, “cosa que a mí me trajo muy buenos frutos  y también algunas complicaciones, porque tenía que cumplir mis horarios en la Universidad”.

Pese a las dificultades, los profesores lo apoyaron en este proceso, trabajando un año en dicha institución, para posteriormente migrar al Instituto Comercial Eliodoro Domínguez Domínguez, institución con administración delegada por parte de la Universidad de Santiago de Chile, donde ejerció durante un año.

En ese espacio, tuvo un rol activo como profesor, terminando el año con 32 horas de Educación Física, además de un taller. Convocado a asumir durante 2018 más desafíos en dicho establecimiento, es contactado para integrar el Liceo Experimental Artístico y ahí hacerse cargo del área de Educación Física.

“Me voy a crear el Departamento de Educación Física. Y en ese transcurso, para que el colegio pueda funcionar de la mejor manera posible, me piden hacerme cargo de la Inspectoría General”, agrega.

Hoy día, Luis ejerce como Inspector General de dicho recinto. Define el trabajo como “intenso”, pero destaca el gran equipo de trabajo y directivo que han logrado establecer, generando “un colegio prácticamente normalizado, tanto académicamente como a nivel de convivencia escolar”.

Al calificar esta nueva experiencia laboral, recalca que le ha permitido tener una reflexión más compleja en torno al rol profesional dentro del sistema educacional, abarcando análisis y diagnósticos que superan el rol netamente pedagógico.

Bajo su mirada, dentro de un rol administrativo también hay que preocuparse de conflictos entre pares, profesores, protocolos, manuales de convivencias, generando un interesante proceso de aprendizaje y de experiencia a nivel profesional -y personal- que le ha proporcionado el cargo.

Estudiante: eje principal del sistema educativo

Luis se toma el tiempo de analizar un elemento clave dentro del sistema educativo nacional, énfasis que fue inculcado en su formación universitaria, asociado a la cercanía con los estudiantes.

A su juicio, como profesionales de la educación del siglo XXI, mantener ese vínculo es fundamental, sobre todo porque “hoy en día cuando los alumnos están en clases, no sabemos qué están pensando, lo que están pasando a nivel familiar o en su entorno socioeconómico. Esos factores influyen demasiado en la educación de una persona”.

Este punto lo considera preponderante, ya que situaciones como peleas con los padres, problemas familiares o en los barrios, muchas veces son pasados por alto en lógicas formativas restrictivas, lo que dificulta el proceso de aprendizaje.  

“Antes no estaba ese criterio. Hoy día creo que tenemos que tener claro que el estudiante es la parte principal de la educación. No los profesores, el equipo directivo o el inspector. Son los estudiantes el foco donde tiene que ir la educación. Es muy importante, porque es el mismo foco que nos enseñan en la Universidad”, recalca.

Y, en este escenario, el profesor tiene que estar llano al estudiante y mantener ese rol junto a su rectitud las 24 horas del día. Dar el ejemplo, estima, es fundamental.

Lo ejemplifica de una forma sencilla: no puedes enseñar sobre normas o comportamientos si en tu cotidianeidad no están incorporadas. Tiene que ser un compromiso y un estilo de vida que te acompañe en cada momento, ya sea en la sala de clases, en el establecimiento educacional y también en el ámbito público.

“Mi visión personal: tú eres profesor las 24 horas del día”, enfatiza Luis, quien obtuvo el reconocimiento Fudea al Compromiso con la Universidad el año 2017.

Finalmente, realiza una invita a los egresados y a las nuevas generaciones a mantener vivo el compromiso con la profesión. “Y no hablo tan solo del conocimiento, que es súper importante, sino del manejo de grupo en una sala de clases, que es demasiado relevante”.

“Soy un convencido de que puedes dejarle muchos frutos, experiencias y conocimientos al estudiante. Con tan solo una palabra, una conversación o un gesto, el estudiante puede quedar marcado”, generándose en su persona un “clic” interno que propicie un cambio positivo en su persona.

En este proceso, considera esencial la retroalimentación, que evite la generación de conflictos que sean incontrolables, “porque un estudiante que no tenga una buena relación con el profesor no le va a prestar la más mínima atención en cuanto a pruebas, contenidos. Eso, sin duda, es un desafío para el profesor que va saliendo hoy en día”.

 

Por Simón Pérez

Coordinador de Comunicaciones
 
 
Autor: 
eli.tiraferri
Subscribe to RSS - Pedagogía en Educación Física