Educación Continua

El programa tiene por objetivo entregar a herramientas en el área de la geriatría a profesionales de las ciencias sociales, salud y educación, como respuesta a las crecientes demandas por capacitación en la temática del adulto mayor en el país.

Chile presenta actualmente una esperanza de vida al nacer de 83 años para las mujeres y 79 años para los hombres, lo cual constituye un logro que lo sitúa entre los tres primeros países con mayor esperanza de vida al nacer en América Latina junto a Costa rica y Cuba. Estos datos se proyectan a futuro claramente, pues si bien en la actualidad el 16.2% de la población chilena al año 2018, superaba los 60 años de edad (INE), ya para el año 2025 se espera que este segmento alcance el 20% correspondiendo a 3.5000.000 personas.

En este contexto, es que se dio inicio a la 12° versión del diplomado, que busca entregar herramientas a profesionales para uno de los desafíos más grandes a nivel nacional, el exponencial envejecimiento de la población. 

La Dra. Matilde Maddaleno, Jefa de Salud Pública, relató en la sesión inaugural el desafío para la salud expresando que "al más alto nivel político, el tema del envejecimiento y salud es importante, la proyección al 2050 habla de que un 22% de la población del planeta serán personas mayores de 60 años. Mirando fechas más próximas, para 2020 habrá más adultos mayores de 65 que niños. La pauta de envejecimiento ha sido muy rápida, mientras algunos países se demoraron 150 años en envejecer, nosotros tardamos 20, por ello es necesario adaptar los sistemas de salud, las comunidades y la seguridad social. El envejecimiento es un tema clave hoy".

La fortaleza del Diplomado de Gerontología, radica en que es un programa que se elabora como resultado de una experiencia académica prolongada de docencia, investigación y prestación de servicios profesionales, del equipo que conforman los docentes de este programa. Por ello, la Dra. Garay, instó a los estudiantes aplicar los nuevos conocimientos que adquirirán en el transcurso de las clases y a adaptar la sociedad a los cambios pues, como ella relató, “los adultos mayores pueden sufrir múltiples problemas: económicos, de salud, de aislamiento social, inactividad y otros. Para evitarlos y atenuarlos es necesario que las instituciones encargadas de ellos, los propios adultos mayores y la comunidad en general, los enfrenten en forma activa y positiva, mirándolos no sólo como un problema, sino también, como oportunidades de actuar”.

 
Autor: 
eli.tiraferri
Subscribe to RSS - Educación Continua