Capacitación

El curso, dictado por el Prof. Mg. Juan Coss, le permitirá a los especialistas identificar aspectos del marco regulatorio que rige la garantía de calidad en salud; manejar conceptos fundamentales que regulan el proceso de mejoramiento continuo, de acuerdo a la normativa actual en relación a prestadores de atención abierta y detectar áreas deficientes en las que pueda contribuir al cambio organizacional y mejoramiento de la calidad asistencial.

Desde 2014, el D.F.L. Nº 1/2005 del Ministerio de Salud estableció obliga por ley a que todos los prestadores institucionales que entreguen prestaciones GES (80 problemas de salud), público o privado, deben estar acreditados garantizando la calidad en atención del servicio de salud. De acuerdo a las estadísticas que entrega la Superintendencia de Salud hasta junio de este año, la mayoría de los prestadores acreditados actualmente, son de la atención cerrada. 

En el marco de un proyecto de vinculación con el Departamento de Salud de la Municipalidad de Conchalí, el Prof. Mg. Juan Coss realizó un breve curso de gestión de calidad y acreditación en salud a 33 funcionarios, todos profesionales médicos, pertenecientes los CESFAM:  Juanita Aguirre, Lucas Sierra, Symon Ojeda, Alberto Bachellet y algunos Centros comunitarios de salud familiar pertenecientes a estos CESFAM, campos clínicos para práctica de Atención Primera de Salud de alumnos de cuarto y quinto año.

El académico señaló que la importancia de este tipo de cursos recae en que la gestión de calidad y acreditación en salud, representa una herramienta fundamental para mejorar la calidad de la atención en nuestro sistema de salud. “Forma parte de un paquete de leyes que, garantizan la calidad de la atención que reciben los usuarios del sistema de salud, ya sea público o privado. En virtud de esto, nuestra escuela ha asumido de manera concreta el rol de vinculación y contribución en la construcción del conocimiento que le compete con la sociedad, y en este caso, con un servicio público de salud”. 

El curso de capacitación le entregará a los participantes herramientas con las cuales serán capaces de manejar conceptos fundamentales de gestión de calidad y herramientas metodológicas básicas del proceso Nacional de Acreditación de Calidad en Salud, de manera de contribuir al proceso de acreditación de la institución de salud a la cual pertenecen.

 
 
Autor: 
eli.tiraferri
El curso realizado por la Facultad de Ciencias Médicas y la Unidad de Innovación Educativa del plantel, entregó un primer acercamiento a nuevas metodologías de enseñanza para la formación en los campos clínicos.

 En el Auditorio del Hospital San José se realizó la ceremonia de certificación de los 28 docentes clínicos que durante un mes asistieron al curso de Introducción a la Docencia Universitaria creada por la UNIE. El curso que además contó con la participación de estudiantes de último año de medicina, fue evaluado positivamente por los participantes y la Dra. Cecilia Cuellar, jefa del programa de Medicina Interna y asistente al curso. 

“Nos entregaron elementos y herramientas, para poder mejorar la forma en la que nosotros enseñamos. Este pequeño curso nos hizo ver los aspectos a mejorar de nuestra metodología de enseñanza, pues lo que siempre buscamos es poder entregar nuestro conocimiento”, expresó la especialista, quien además agradeció la labor de los profesionales de la UNIE, Rocío Almendra y Víctor Alarcón.

La ceremonia contó con la asistencia de la decana de la Facultad de Ciencias Médicas Dra. Helia Molina, la Vicedecana de Docencia y Extensión Angélica Larraín y el Jefe de la Unidad de Medicina del recinto asistencial. En la ocasión, la Dra. Molina expresó su anhelo de que docentes quieran continuar su formación pedagógica, en esta línea, la decana comprometió su apoyo con los docentes clínicos del Hospital San José que quieran continuar su formación docente. “Esta oportunidad está dando un puntapié inicial a una política de la Facultad de Ciencias Médicas de apoyar, acompañar y estar atenta a las necesidades de nuestros docentes, no solo como educadores sino también, con la elaboración de material y el desarrollo de proyectos de investigación, pues todo docente que esté en contacto con nuestros estudiantes de pre y postgrado debe tener el apoyo incondicional de la Facultad”.

Por parte del Hospital San José, el Dr. José Luis Pérez agradeció la presencia de la decana de la Facultad y la realización de este curso, además señaló estar conmovido por la relación estrecha que se ha generado entre ésta Unidad Mayor y el Hospital San José “Nuestra Unidad Clínica está disponible para ustedes pues la Universidad tiene que estar presente en un Servicio de Medicina”.

 
 
 
 
Autor: 
eli.tiraferri
La instrucción fue realizada al equipo interdiciplinario de salud que se desempeña en el Centro de Fibromialgia Impulsa, el primero de su tipo en el país. Las académicas de la Unidad Mayor explicaron que las personas tienen una historia social y personal, en las que hay cuestiones de género que son relevantes y que pueden llegar a ser factores de riesgo de alguna enfermedad, como la fibromialgia. En el caso de esta afección, no existen condiciones biológicas determinantes que indiquen el por qué es más común en mujeres, por lo que se presume un factor social asociado al desarrollo de la enfermedad.
 

No existe concenso entre los expertos sobre el origen de la sintomatología de la fibromialgia, enfermedad que se caracteriza por el dolor músculo-esquelético, localizado en una parte del cuerpo o generalizado y a menudo incapacitante, cuya prevalencia es mayor en mujeres, específicamente 9 de cada 10 personas afectadas.

Andrea Lizama y Cecilia Baeza, fueron las encargadas de capacitar en temas de Salud y Género, focalizado en el tema de la fibromialgia, al personal del Centro, pues tal como explica Lizama “lo que les hace falta a ellos, y en general al personal de salud, es desarrollar una perspectiva de género para poder abordarla, y que están vinculadas a las patologías de las personas”. En esta misma línea explica que las personas tienen una historia social y personal, en donde hay cuestiones de género que son importantes porque pueden llegar a ser factores de riesgo de alguna enfermedad, como es el caso de la fibromialgia, en que no existen condiciones biológicas determinantes que indiquen el por qué es más común en mujeres, por lo que se presume un factor social asociado a la enfermedad.

En este sentido, la socióloga relata que “si no hay una cuestión biológica del por qué las mujeres se enferman de fibromialgia más que los hombres entonces el motivo, probablemente, está en cuestiones de género. En una historia familiar, social, emocional, psíquica, que tiene que ver con roles, estereotipos, violencia de género, etc” lo cual desencadenaría en la sintomatología.

La capacitación estuvo dividida en dos partes, la primera comenzó con una clase de la profesora Cecilia Baeza sobre el concepto de género, para luego pasar a una sección de preguntas.

A la actividad asistió todo el personal del Centro Impulsa, quienes trabajan con un equipo interdisciplinario compuesto por: psicólogos y psicólogas, personal de kinesiología, nutricionista, médicos y médicas, además del personal administrativo como la recepcionista, el director y la administradora quienes abordan el tratamiento desde un enfoque bio-psico-social de la enfermedad.

A ellos, se les instruyó sobre la realidad de género de la mujer, particularmente asociado a su salud y el desarrollo de la investigación médica que muchas veces utiliza al hombre como métrica. Además, la antropóloga, enseñó conceptos claves como los estereotipos de género, los roles de género, qué es la feminidad y la masculinidad, y cómo afecta la salud de ellos y ellas esta construcción socio-cultural del género.

Es por ello que para Andrea “es fundamental que el sistema de salud desarrolle una perspectiva de género, para poder contribuir al mejoramiento de la salud de la mujer. Hoy, en el sistema de salud, existe un sesgo de género muy fuerte las perjudica, y que es necesario comenzar a abordar”. En este sentido, una de las acciones fundamentales es capacitar al personal de salud.

Respecto al cierre de la actividad, las profesionales evaluaron como satisfactoria la experiencia, señalando que la recepción del personal a esta temática fue buena y muy participativa. Por lo que ambas esperan que este tipo de iniciativas se masifiquen, pudiendo llegar a la Atención Primaria de Salud, y en general, a la sociedad civil.

 

 

Autor: 
eli.tiraferri
Subscribe to RSS - Capacitación