Personalidades del deporte participan en conversatorio sobre seguridad en los estadios

En el encuentro, organizado por la Escuela de Ciencias de la Actividad Física, el Deporte y la Salud, participaron el director técnico del Club Deportivo Universidad Católica, Mario Salas, el periodista deportivo Cristian Arcos y el académico de la U. de Santiago Cristián Garay. Todos los invitados coincidieron en que para abordar el problema, es imprescindible considerar en el desarrollo de políticas públicas a todos los actores sociales vinculados al tema.

Cuando en 2012, el gobierno de Sebastián Piñera  anunció la creación del Plan Estadio Seguro, programa  que fijaba normas para la prevención y sanción de hechos de violencia en recintos deportivos, los miles de hinchas chilenos sintieron que después de muchos años  los  reiterados episodios de violencia tenían los días contados.

Sin embargo, hoy después de 5 años de la puesta en marcha del anunciado plan, lo cierto es que la violencia en los estadios está lejos de ser sólo un mal recuerdo.

Es por este motivo y en el contexto del próximo lanzamiento del libro¿Quién raya la cancha?: Visiones, Tensiones y Nuevas Perspectivas en los estudios socioculturales del deporte en Latinoamérica”, de los académicos Rodrigo Soto  y Omar Férnández se realizó la actividad que reunió a importantes figuras del  ligadas al tema.

“La violencia social se gatilla y se encuentra en el fútbol. Hoy  ir a ver un partido es una catarsis, una forma de evadir los problemas de la sociedad moderna que lamentablemente descarga su ira en un espectáculo deportivo”, así lo señaló  Mario Salas, director técnico de la Universidad Católica.

Salas, aseguró también que  en la actualidad  las sanciones son nulas para los violentistas. “Los jugadores pagan por sus faltas en el campo de juego, o bien, son sancionados por faltas más graves que los dejan fuera de los partidos por una o más fechas. Los mismos entrenadores también somos sancionados, al igual que los clubes,   sin embargo, los hinchas quedan impunes por hechos graves de violencia y eso es culpa de las autoridades que no le han puesto el cascabel al gato para terminar con este tipo de situaciones”.

El entrenador de los cruzados, fue más crítico al señalar que el tema no se resuelve porque hay un conflicto de intereses y planteó la pregunta “¿Por qué se permite la violencia, a quién le conviene que sigan sucediendo situaciones de violencia?

En tanto el periodista Cristián Arcos, coincidió con el director técnico de la UC que la violencia se ha instaurado en el fútbol y que estamos muy lejos de países como Inglaterra que en los años 90  inició un proceso de cambios en materia de seguridad deportiva hasta llegar a convertirse en un ejemplo de comportamiento y de fútbol en los estadios. “Pero realmente a quién le importa que en Inglaterra tengan hoy tengan hinchas ejemplares si como país no tenemos nada en común con su cultura y su idiosincracia. No tenemos que ser como ellos, tenemos que generar políticas públicas de acuerdo a nuestra realidad”.

Ni vícitmas ni victimarios

Arcos, quien trabaja en diversos medios de comunicación, asegura que la violencia en los estadios es un tema que todos como integrantes de esta sociedad tenemos que hacernos cargo. “ No es un problema exclusivo de los hinchas. Los medios por ejemplo, también tenemos nuestra cuota de responsabilidad cuando caricaturizamos la violencia a través de imágenes que muestran sólo una parte del problema… Pero quién muestra que el hincha estuvo toda la noche  esperando por comprar una  entrada. Eso es tremendamente violento .

Ambas figuras coincidieron que falta voluntad de la autoridades para ponerle fin al problema y  para que le espectáculo de un clásico pueda ser disfrutado por toda la familia de manera segura.

En este contexto y para cerrar la actividad, Rodrigo Soto (psicólogo social) se refirió a la importancia de considerar  experiencias como la de Colombia en donde en donde crearon el Plan Vecinal de Seguridad, Bienestar y Convivencia en Fútbol “ Es fundamental que la política pública considere que no hay víctimas ni criminales, que  las barras deben ser integradas a la discusión, que todos somos actores sociales que debemos estar presentes en el la propuesta y desarrollo de políticas pública que den solución a la violencia en los estadios.

Tanto asistentes como panelistas agradecieron la instancia de poder entablar un debate abiertamente, poder opinar y dar los distintos puntos de vista que se puedan tener frente a un tema que actualmente se encuentra en la palestra en todos los medios de comunicación.

 

 

 

Autor: 
mariapaz.lema