Estudiantes de enfermería y medicina juntos en las aulas para desarrollar habilidades interpersonales y de trabajo en equipo

El proyecto de investigación de la académica de la Escuela de Enfermería Lylian Macías se fundamenta en la Educación Interprofesional (EIP), una metodología de enseñanza que ya se usa en Europa y que está dando sus primeros pasos en Latinoamérica.

“Fomento de competencias interpersonales en estudiantes de enfermería y medicina mediante el uso de simulación clínica” es el título del proyecto liderado por la académica Lylian Macias, de la Escuela de Enfermería, que contó con la colaboración del el Dr. Víctor Roco - co-investigador del proyecto y académico de la Escuela de Medicina - junto al equipo de docentes conformado por las enfermeras Carolina Arévalo, Marcela Baeza, Viviana Munilla y la estudiante de último año del Doctorado de Enfermería de la Universidad Nacional de Colombia, Jennifer Reyes.

La EIP ocurre cuando estudiantes de dos o más carreras de la salud aprenden juntos para mejorar la calidad y seguridad de la atención de salud. Esta metodología, ampliamente usada en Europa desde 1987, se encuentra en una fase inicial de desarrollo en Latinoamérica y la Universidad de Santiago de Chile, a través de este proyecto, contribuye a su desarrollo en el país.  

El proyecto, a tres años, considera en su fase inicial un piloto de dos talleres de simulación, realizado en el centro de habilidades y procedimientos clínicos de la Facultad de Ciencias Médicas Amengual, donde los estudiantes de enfermería y de medicina interactúan en un escenario clínico simulado. Luego, en una sesión de reflexión llamada debriefing analizan la experiencia vivida y aprenden de sus propios errores.

La segunda etapa contempla la incorporación formal de EIP en una asignatura de cada carrera en el primer y segundo semestre del próximo año; y la tercera idealmente la incorporación de una tercera carrera en el programa.

Macías, investigadora principal del proyecto, destaca la relevancia de esta actividad, porque “cómo van a trabajar juntos si no aprenden juntos” explica la enfermera.

Para Felipe Ahumada, estudiante de medicina de segundo año, fue novedoso. “Siento que todos aprendimos algo ese día; me gustó conocer los distintos roles y aprender junto a los profesionales con los que trabajaré en el futuro”, añade.

“Pusimos en práctica nuestras habilidades blandas al máximo” señala la alumna de enfermería Bianca Pellizzari, destacando la instancia de colaboración, “porque en la atención de salud no participa sólo una profesión, sino muchas”, recalca.  

Mónica Osses, directora de la Escuela de Medicina resalta la relevancia de la iniciativa pues “es una responsabilidad embarcarnos en estrategias pedagógicas de este tipo” y agrega: “a menudo se habla del equipo de salud y para eso es importante que aprendan a trabajar en equipo desde la universidad”.

Por su parte, Elisabet Monje, directora (s) de la Escuela de Enfermería, recalca “es importante que los futuros profesionales aprendan a trabajar juntos desde la etapa de formación, desarrollando habilidades interpersonales que les permitan entregar una atención más humana a los pacientes”.

El resultado de esta investigación será relevante para revisar – y finalmente actualizar - las mallas curriculares de ambas carreras. Macías incluso va más allá “mi sueño es que esta metodología sea implementada como una asignatura de EIP en todas las carreras de la Facultad de Ciencias Médicas de manera progresiva en el futuro”, declara.

 

Redacción y fotografía: Mireya Guerra

Autor: 
eli.tiraferri