Académicas de la Escuela de Enfermería lanzan proyecto de evaluación de talleres de afectividad y sexualidad

La iniciativa nació a partir de una serie de charlas que las académicas Claudia Villalobos y Claudia Solis, realizaron en colegios de las comunas de Maipú, Santiago Centro y Quinta Normal durante el 2017.

Villalobos y Solis, son académicas y enfermeras matronas de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Santiago, lanzaron un proyecto de investigación que recoge las experiencias de participantes en talleres escolares de Afectividad y sexualidad.

La iniciativa se gestó en 2017, cuando el Programa de Acceso Inclusivo Equidad y Permanencia (PAIEP) y la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (OIRS) de la U. de Santiago, de forma paralela, recibieron peticiones para realizar cursos de orientación para jóvenes estudiantes en temáticas de sexualidad, prevención de ITS y embarazo adolescente. Para ello, ambas instituciones canalizaron requerimiento a través de una solicitud a la Escuela de Enfermería.

 Villalobos y Solis, fueron escogidas debido a su formación profesional como enfermeras matronas, quienes además contaron con el apoyo de estudiantes de la carrera, quienes se adhirieron como monitores, creando material de trabajo, instalando stands de información y representaciones de role-play.

Tras una exitosa primera experiencia, donde participaron alumnos desde séptimo a cuarto medio, las enfermeras se motivaron a postular al premio de la Bidireccionalidad, que entrega la Vicerrectoría de Vinculación con el Medio, para financiar la implementación de estas actividades en los colegios que lo solicitaran. Fue así como se adjudicaron el premio, en la categoría de docencia, debido a su trabajo en la enseñanza-aprendizaje de las comunidades escolares.

De forma paralela y gracias a un Fondo VIME, realizarán una investigación orientada a dar cuenta de las experiencias individuales de los profesores, orientadores y monitores participantes de estas actividades. Cabe señalar, que las vivencias a nivel individual y grupal no fueron homogéneas entre los colegios, puesto que en sus inicios no todos los colegios tuvieron el mismo nivel de conocimiento. En algunos establecimientos se partió desde lo básico, con las temáticas de afectividad y autocuidado, mientras que en otros las primeras charlas se orientaron a tópicos como ITS. 

Importancia de la enfermería

Aunque la investigación se encuentra en su etapa inicial, las académicas ya han realizado sus propias reflexiones, en relación a las primeras charlas. 

En primera instancia, destacan la importancia de hablar de afectividad con los jóvenes, ya que los libros de biología no dan espacio para esta temática, “lo que prima es lo orgánico y eso no es correctamente informado” sostiene Villalobos, quien agrega que en los lugares donde se habló de afectividad, valores y autoestima, se establecieron experiencias más positivas.

Este tipo de iniciativas fueron llevadas a cabo por el Estado, quien intervino para acercar las temáticas de sexualidad y afectividad a los jóvenes con la creación de espacios “amigables”. Sin embargo, para las enfermeras, estos espacios insertos en los consultorios, limita el acceso del grupo al que se apunta, ya que “el adolescente es una entidad que no va al consultorio”. En ese sentido, destaca que la actividad se permitió que el gente de salud, es decir la Escuela, fuera a la comunidad escolar. Juzgado como un impacto positivo por los establecimientos educacionales y alumnos beneficiados.

A la fecha, ya se han sumado dos nuevos colegios, pertenecientes a las comunas de La Florida y Ñuñoa, para este segundo semestre. Las enfermeras utilizarán un nuevo diagnóstico que les permitirá precisar el nivel de conocimiento de cada alumno al comienzo. Las profesoras, están expectantes por el nuevo ciclo de Afectividad y Sexualidad, ya que es necesario potenciar la prevención y la educación en éstas temáticas.

 
Autor: 
eli.tiraferri